17 de diciembre de 2016 00:00

Carcelén, el más expulsado del campeonato

Édison Carcelén (izq.), durante un partido del torneo 2016, ante Universidad Católica

Édison Carcelén (izq.), durante un partido del torneo 2016, ante Universidad Católica. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Redacción Deportes
(D)

Al zaguero Édison Carcelén le gusta marcar con vehemencia, meter la ‘pierna fuerte’ y no dar pelotas por perdidas. Él reconoce que este estilo de juego, en ocasiones, le traiciona y, por ello, es propenso a ser amonestado con tarjetas por parte de los árbitros.

Por eso, hace tres meses empezó a controlar su temperamento en la cancha. Así, en siete partidos previos al encuentro final del Campeonato Ecuatoriano (ante Barcelona, en Guayaquil) los jueces ya no le exhibieron tarjetas.

El defensa imbabureño, de 24 años y quien firmó un contrato con Liga de Quito por un año para la temporada 2017, decidió controlarse para poder ayudar a sus compañeros en el campo de juego.

Pese a ello, no logró eludir la marca de ser el jugador que más tarjetas rojas vio en el torneo 2016. Le mostraron cuatro en cotejos con la camiseta del equipo oriental.

Detrás de él, hubo otros futbolistas que también vieron la roja. Ellos fueron el mediocampista Flavio Caicedo (Delfín), el defensa Luis Caicedo (Independiente del Valle, el lateral Ronaldo Johnson (Deportivo Cuenca), el zaguero José Luis Perlaza (Mushuc Runa) y el carrilero Jorge ­‘Tota’ Valencia (Mushuc Runa). Cada uno de ellos, recibieron tres rojas.

23 jugadores vieron dos o más veces la roja en el torneo. Futbolistas del Independiente del Valle, Cuenca y Mushuc Runa estuvieron entre los más expulsados de esta temporada. Aquí los árbitros expulsaron a 111 jugadores en 264 partidos.

Carcelén, quien se formó en el valle del Chota y también pasó por el club Cuniburo (de Segunda Categoría de Pichincha), dice que, en ocasiones, la presión por conseguir resultados positivos lleva a los jugadores a cometer faltas fuertes.

Aucas y Mushuc Runa, precisamente, afrontaron con angustia los partidos finales. Sus clubes disputaron cotejos decisivos por evitar el descenso a la Serie B. Pero al final no consiguieron su objetivo.

Ahora, Carcelén se plantea mejorar su campaña en el 2017. “Iré a un equipo grande. Daré lo mejor”, expresó el imbabureño, quien se reencontrará en ese club con Jairo Padilla y José el ‘Choclo’ Quinteros, quienes compartieron vestuario con él en ‘Papá’ Aucas.

El ‘Cunti’ Caicedo, quien dejó el Independiente del Valle para jugar en el Cruzeiro en el 2017, es otro de los jugadores más expulsados del torneo. Para el guayaquileño, de 24 años, el trámite de un partido intenso, a veces, hace que el jugador se exceda ante sus rivales.

Caicedo espera mejorar su técnica para evitar ser expulsado en su nueva experiencia en el balompié brasileño, el próximo año. Él también aspira a continuar en las convocatorias del entrenador Gustavo Quinteros para los partidos de eliminatorias. ‘Cunti’ fue expulsado en la Selección ecuatoriana, en el encuentro de eliminatorias, ante Bolivia, en La Paz.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)