14 de febrero de 2017 00:00

Ecuador, cerca de perder un torneo atlético

En diferentes tramos de la pista sintética Jefferson Pérez hay grietas, parches y hundimientos.

En diferentes tramos de la pista sintética Jefferson Pérez hay grietas, parches y hundimientos. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Manuel Quizhpe
Redactor (D)
[email protected]

Desde la tribuna o sus alrededores, la pista sintética del estadio atlético Jefferson Pérez, ubicada en el noreste de Cuenca, se ve en buen estado. Los tramos con grietas, parches y desniveles se constatan cuando se recorre el circuito de 400 metros de longitud, de ocho carriles.

El marchista olímpico Daniel Pintado, quien se entrena a diario en ese escenario, muestra cómo está desgastado el carril uno. En la línea de partida y llegada se observa la base del cemento donde fue colocado el material sintético de color terracota. Ese carril es usado por los marchistas y fondistas diariamente.

El escenario fue construido para los VI Juegos Sudamericanos, realizados en Cuenca entre el 21 y 31 de octubre de 1998. Según Ernesto Cañizares, quien fue director general de ese certamen, la pista sintética fue instalada por la empresa italiana Mondo, “con una vida útil de diez años”.

Diego Arévalo, campeón sudamericano Sub 18 en los 200 metros con obstáculos, revela que cuando se entrena o compite, los clavos del zapato tocan el cemento por el deterioro de la pista. Los atletas corren el riesgo de lesionarse, porque las uniones de los parches, sujetadas con pegamento y clavos de acero, se están levantando nuevamente.

Por este motivo, peligra la sede de Cuenca para el Sudamericano Absoluto de Atletismo, programado entre el 23 y 25 de junio del año en curso. La Federación Deportiva del Azuay (FDA), dueña del escenario, no dispone de USD 330 000 que se requieren de manera urgente para su readecuación.

El pasado 30 de enero, la FDA envió un oficio a la ministra del Deporte, Pamela Morcillo, solicitando el apoyo para el financiamiento de la obra. En el comunicado, la FDA hace conocer que no puede “asumir los costos del proyecto por los continuos recortes en el presupuesto”.

Según Manuel Bravo, presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo (FEA), si se pierde la sede se dejaría de recibir entre USD 30 000 y 40 000 que otorga la Confederación Sudamericana de Atletismo (Consudatle) y la Asociación Internacional de Federación de Atletismo (IAAF). Él aclara que, por la crisis económica, la FDA busca financiamiento para reparar la pista, porque el cambio del material sintético cuesta USD 1 millón.

Julio Gómez, miembro de la Comisión Técnica de la IAAF, dejó algunas recomendaciones después de una evaluación del escenario. Esa inspección la hizo a mediados del 2016, con motivo del Gran Prix Sudamericano.

La principal sugerencia es el cambio de la pista o su reparación, que garantice la certificación de la IAAF. Se pide reformar la estructura de la cubierta de la tribuna, establecer un cronograma detallado de trabajos constructivos y técnicos. Se aconseja construir una pista de 200 metros con cuatro carriles para la zona de calentamiento.

En su informe, Gómez expone que el desgaste natural de la pista es evidente. “Requiere reparaciones en los tramos que presentan agrietamientos y desniveles por la humedad del subsuelo o de la base de la pista”. El último mantenimiento fue en el 2015, antes del Sudamericano Juvenil.

Durante esa reparación, agrega el comunicado, se colocó un material sintético diferente al original. También puso reparos en la corredera de saltos. Él aclara que la pista debe tener una uniformidad para recibir la certificación de la IAAF.

Manuel Ortiz, exasistente técnico de Jefferson Pérez, recuerda que en el sitio donde se construyó la pista era una hacienda con una gran cantidad de vertientes y acequias de aguas. “Me imagino que por eso hay hundimientos, caminando se siente como si el material sintético se hundiera”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)