17 de octubre de 2015 00:00

La Sub 17 se fortaleció

El equipo debutará en el torneo mañana ante Honduras. El grupo se sobrepuso a la salida de tres jugadores titulares, señalados por presunta adulteración de edad. Foto: Mario Faustos

El equipo debutará en el torneo mañana ante Honduras. El grupo se sobrepuso a la salida de tres jugadores titulares, señalados por presunta adulteración de edad. Foto: Mario Faustos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Ronald Ladines

La Selección Sub 17 realizó 15 microciclos en los que se probó a 33 jugadores antes de viajar a Chile para afrontar su participación en el Mundial de la categoría, que se inicia hoy.

Pero, más que el proceso futbolístico, este grupo, liderado por el entrenador Javier Rodríguez, tuvo que superar la pérdida de tres jugadores titulares y que fueron fundamentales para conseguir la clasificación en el Sudamericano de Paraguay. Los tres fueron separados del equipo, tras detectarse supuestas irregularidades en sus documentos de identidad.

La salida de ellos fue un duro golpe para el grupo. Rodríguez -excomerciante de la Bahía y un estudioso del fútbol- tuvo que volverse psicólogo del plantel. Durante los microciclos enfocó su trabajo en levantar la confianza de una plantilla golpeada anímicamente, por el escándalo que estuvo cerca de dejarlos fuera de la cita juvenil.

El entrenador los reunía durante las concentraciones para charlar de manera grupal y los llamaba por teléfono cuando no estaban en microciclos. De a poco -según el DT- se logró que los jugadores se fortalecieran y pudieran enfocarse en la preparación deportiva para el Mundial.

El seleccionador conoce a todos los futbolistas y ha impuesto sus reglas. Jugadores como Pervis Estupiñán reconocen que el DT es estricto y las normas de convivencia están claras: nada de celulares 24 horas antes de un partido o en el comedor o pasadas las 22:00.

Los jóvenes asimilaron bien las normas del DT y se concentraron en la cuestión futbolística. Durante los cinco meses, el equipo trabajó para perfeccionar su ataque. La intención del estratega, Javier Rodríguez, es que su equipo llegue al arco rival con un máximo de cuatro pases, durante los partidos que enfrente en el Mundial.

La ‘Minitri’ jugará mañana con Honduras, el miércoles ante Malí (18:00) y el sábado ante Bélgica. Los tres cotejos serán en Talca.

Los juveniles vieron -en Chile- los partidos que disputó la Selección mayor ante Argentina y Bolivia, por las eliminatorias. La presión y el control de balón que mostró el plantel de Gustavo Quinteros son características que Rodríguez quiso implantar en su equipo.

Para ello, el pasado jueves, reunió a todo el combinado en un salón del Ecohotel de Talca, donde están hospedados. Allí analizaron los movimientos que realizó la Tri mayor.

Los entrenamientos de la Selección duran aproximadamente tres horas. Rodríguez coloca conos, cajones, ligas y estacas en la cancha. Todo eso para que sus jugadores realicen tareas de control de balón.

¿Valores destacados? Jugadores como Estupiñán y el golero José Gabriel Cevallos, además de Anderson Naula y Renny Jaramillo, son los baluartes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)