26 de mayo de 2014 12:10

El Centro de Quito se 'tiñó' de amarillo, azul y rojo para despedir a Ecuador

Francisco Ruano aprovechó el día libre para despedir a la Selección de Ecuador. Él llegó desde el sur de Quito a la plaza Grande para ver a los seleccionados. Foto: Mario González/EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 0
Redacción Deportes
Logo MUNDIAL 2014

La euforia y optimismo con el que los ecuatorianos palpitan la tercera participación de la Selección Nacional en una Copa del Mundo se reflejó este lunes 26 de mayo en la Plaza Grande, en el Centro Histórico de Quito.

La plaza se llenó de personas que llegaron para apoyar a la Tricolor, que visitó este lugar por invitación del presidente, Rafael Correa, con motivo del cambio de guardia, el abanderamiento del equipo para el Mundial y un almuerzo de homenaje en el Palacio de Carondelet.

Luego del acto formal de cambio de guardia, empezó un show artístico. La cantante Mirella Chesa fue la encargada de abrir el evento, con canciones que hicieron que el patriotismo salga a relucir en los presentes, como 'Mi lindo Ecuador'.

Los aficionados aguardan por los seleccionados, que se ubicarán en una tarima para recibir el cariño de la gente. Y, además, recibir la bandera por parte de Correa.

Las camisetas de la Tri son el predominio en la cromática que refleja el público. Varios de los presentes dejaron sus obligaciones diarias para llegar a la plaza y despedir al equipo que representará al país en Brasil.

Así el caso de Francisco Ruano (foto), quien llegó desde el sur de la ciudad con su camiseta y su bufanda para alentar a la Tri. Aprovechó el día libre en su trabajo para poder despedir al equipo con el clásico 'Sí se Puede'.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)