25 de junio de 2014 19:39

A la Tri le sobró garra, pero le faltó fútbol

El arquero Alexander Domínguez de la Selección de Ecuador.

El arquero Alexander Domínguez de la Selección de Ecuador.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 32
Triste 9
Indiferente 0
Sorprendido 17
Contento 0
Tito Rosales Cox.  Editor. Desde Río de Janeiro

Las miradas al piso de algunos jugadores y los llantos de aficionados en los graderíos reflejaron la eliminación de Ecuador en el Mundial.

Alexis Mendoza, asistente de Reinaldo Rueda, Sixto Curipoma, Pedro Muñoz... caminaron para consolar a los jugadores.
En las gradas, algunos ecuatorianos lloraban.

Miraban las pantallas que pasaban las imágenes del cotejo que había terminado 0-0, y que dejaba a Francia como el ganador.Eso contrastaba con los aplausos de Pedro Zape, preparador de goleros, y de Reinaldo Rueda, DT de Ecuador; que caminaron a abrazar a los seleccionados.

Así terminó la participación de Ecuador en el Mundial, que puso en evidencia al delantero Énner Valencia, que terminó con tres goles, y a Alexander Domínguez, como uno de los mejores porteros del torneo.

Pero el empate sirvió para la historia ya que había que ganar para mantener posibilidades de clasificación.

La expulsión de Antonio Valencia, de bajo rendimiento, cambió la idea que tenía el entrenador. A partir de allí, la Tri pasó a mantenerse en su área, tratando solo de contragolpear.
En medio de ese dominio salió a relucir la figura de Domínguez, con sus atajadas y bloqueos.

Él, durante la semana, recibió indicaciones de Zape, para que no saliera de su área en los remates por abajo y a media altura, y que lo hiciera, solo si era necesario.Y eso fue lo que hizo ‘Dida’, quien atajó todos los remates de Karin Benzema, de Pogba.
Pero su técnico ya había renunciado a la ofensiva y reforzó la zaga con Gabriel Achilier para dejar solo al contragolpe a Énner, quien con su velocidad mantuvo a los dos zagueros centrales franceses en su zona.

Así terminó La Tri, jugando al contragolpe e impulsado por más de 20 000 ecuatorianos en las gradas del Maracaná.
Antes de eso, los equipos empezaron cautos. Ninguno de los dos quería arriesgar. Los franceses trataron de manejar el medio campo con pases cortos.

Yla primera acción la generó Ecuador a través de un pase largo de Walter Ayoví hacia Jefferson Montero, quien trató de sacarse la marca de Digne.

Francia se fue asentando en su juego. Dominó en la cancha, incluso llegó a tener el 56 % de posesión del balón. A Ecuador le costó hacerlo porque la estructura de su rival se sostenía en apostar a los relevos.

El empate fue el reflejo de un equipo que en el torneo, desde un principio, no arriesgó, fue cauto y que esperó para contragolpear. Así, no alcanza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)