25 de February de 2014 17:56

Dortmund cerca de cuartos y el United está obligado a ganar en casa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

El Manchester United trasladó a Europa su mal momento y queda al borde del precipicio en la Liga de Campeones al perder hoy por 2-0 ante el Olympiakos en la ida de los octavos de final.

Todo lo contrario que otro de los grandes de Europa, el Borussia Dortmund, que venció al Zenit por 4-2 en San Petersburgo, lo que le permite pensar ya casi en los cuartos.

Manchester United se hunde en su mal momento

El Manchester United, con Antonio Valencia hasta el minuto 60, sufrió en Atenas un resultado que le obliga a una complicada remontada dentro de tres semanas en el estadio Old Trafford de Manchester para poder avanzar a cuartos de final.

El argentino Alejandro "Chori" Domínguez adelantó al conjunto griego en el minuto 38 y el equipo que dirige el español Míchel anotó el segundo tanto en el 55 por medio del costarricense Joel Campbell, jugador cedido por el Arsenal de Londres.

El United disfrutó del 54 por ciento de la posesión de pelota en el El Pireo, pero ese dominio no se transformó en ocasiones de gol.

El Olympiakos esperó con paciencia y confió en su rápido contragolpe, sobre todo tras el tanto de Domínguez. El defensa francés del United Patrice Evra cometió un error y permitió el disparo del capitán local, Giannis Maniatis, que fue desviado por el argentino.

Al poco del inicio de la segunda parte, Campbell puso el 2-0 con un ajustado remate con la izquierda que pasó por entre las piernas del defensor Michael Carrick.

La única clara ocasión para el campeón inglés la tuvo a diez minutos para el final del encuentro el delantero holandés Robin Van Persie, que mandó la pelota alta para alivio de los ruidosos fans griegos.

La derrota incrementa la presión sobre el técnico del United, David Moyes, que suplió a principio de temporada al mítico Alex Ferguson.

[[OBJECT]]

Borussia Dortmund, con un pié en cuartos de final

En San Petersburgo, el Borussia Dortmund no tuvo piedad del débil Zenit, al que batió 4-2. Henrich Mchitarjan en el minuto 4 y Marco Reus en el 5 sellaron ya casi al comienzo el duelo de la ida de los octavos de final.

En la segunda parte, Oleg Shatov redujo diferencias para el equipo ruso en el minuto 58, pero el delantero polaco Robert Lewandowski contestó en el 61 con el 3-1.

El brasileño Hulk volvió a acercar a los locales al anotar de penal en el 69, pero de nuevo Lewandowski marcó y puso un 4-2 casi definitivo a la espera del encuentro de vuelta en Alemania dentro de tres semanas.

"Hoy jugamos en un nivel óptimo. Un gran partido, sin duda", dijo orgulloso el técnico del conjunto germano, Jürgen Klopp. "Fue muy importante adelantarnos tan pronto, les creó inseguridad", dijo Sebastian Kehl, capitán del finalista del año pasado, que llegaba al choque tras perder el pasado fin de semana por 3-0 con el Hamburgo en la Bundesliga.

El Zenit mostró por qué accedió a octavos con apenas seis puntos. El de hoy era además su primer partido desde diciembre debido a la pausa en la liga rusa.

Mañana se cierra la ida de los octavos con los encuentros entre Schalke 04 y Real Madrid en Gelsenkirchen y entre el Galatasaray y el Chelsea en Estambul.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)