3 de December de 2014 22:24

Ecuador logró 3 cupos para el Mundial 2015

El atleta Diego Arévalo hizo ejercicios leves en el estadio Jefferson Pérez, en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua/EL COMERCIO

El atleta Diego Arévalo hizo ejercicios leves en el estadio Jefferson Pérez, en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Manuel Quizhpe

Con abrazos y estrechón de manos de sus compañeros y de su entrenador fue recibido ayer, en Cuenca, Diego Arévalo Vizhñay. Él retornó de Cali tras ganar la presea de oro sudamericana y de clasificarse al Mundial de Atletismo de Menores que será en julio del 2015 en la misma ciudad colombiana.

A las 08:00 de ayer, el seleccionado de 16 años arribó a la pista del estadio atlético Jefferson Pérez para reanudar sus prácticas. Vestía una sudadera blanca con vivos verde y tomate, y un pantalón plomo. Lucía sonriente y amable. Participó en una charla de 20 minutos de parte del técnico Julio Chuqui, quien citó a Arévalo como ejemplo de perseverancia.

Unos 20 atletas de las categorías menores y juvenil participaron en ese encuentro de motivación. El estratega alabó la disciplina del campeón sudamericano en su asistencia a los horarios de entrenamiento y en el cumplimiento de los planes establecidos.

Tras recibir las felicitaciones de su estratega y de sus compañeros, el corredor cuencano atendió a los reporteros de la prensa escrita y televisada, en entrevistas individuales.

En Cali, el domingo pasado, Arévalo alcanzó el oro en la prueba de 2 000 metros con obstáculos, con un tiempo de 6 minutos, 1 segundo y 67 centésimas (6:01,67). Con esa marca se clasificó al Mundial. El brasileño Nicolás Goncalves (6:06,12) y el chileno Martín Oyarzo (6:07,12) obtuvieron las preseas de plata y bronce.

Según Arévalo, la calidad de sus adversarios exigió mayor esfuerzo para conseguir el título sudamericano y el cupo mundialista del próximo año. “Ahora me toca entrenar con más perseverancia con el propósito de mejorar mis propios tiempos y así representar de mejor manera al país”.

Arévalo es uno de los tres ecuatorianos que lograron la marca mínima exigida por la Federación Internacional de Atletismo para el Mundial en Cali. La nómina se completa con la guayasense Maribel Caicedo y la pichinchana Josselyn Montiel. La primera calificó en las pruebas de 100 metros planos y 100 m vallas; la segunda lo hizo en 400 m con vallas.

En Cali, el pasado fin de semana, Caicedo ganó medalla de oro en los 100 metros con vallas, registrando un tiempo de 13,49. En los 100 m planos obtuvo la medalla de bronce, con una marca de 12,04. Montiel, en cambio, terminó tercera en los 400 m con vallas, con un registro de 1:01,64.

Chuqui, quien también es miembro de la Comisión Técnica de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, está convencido que a los tres seleccionados se sumarán otros deportistas. Para ello deberán registrar las marcas mínimas impuestas por la IAAF, en los certámenes internacionales del próximo año.

Sobre su dirigido, el adiestrador azuayo anticipó que Arévalo tendrá que mantener o mejorar la marca registrada en el Sudamericano de Cali. “Sin querer dimensionar su nivel, pero Diego puede poner marcas mundiales en otras dos pruebas”. La idea es que también se clasifique en 3 000 m con obstáculos y 1 500 metros.

Para que todo se cumpla de acuerdo a lo planificado, Chuqui espera que su dirigido no sufra alguna lesión grave o tenga problemas de salud. “El está en franco proceso evolutivo, adquiriendo madurez física, fisiológica y sobre todo mental, que es lo más importante”.

Arévalo, por su parte, promete entrenarse al máximo para llegar en óptimas condiciones a su estreno mundialista. Él, en agosto pasado, representó al país en los Juegos Olímpicos de la Juventud desarrollados en China. Allí terminó decimotercero en la distancia de 2 000 metros con vallas.

Con esa experiencia olímpica, el seleccionado ecuatoriano espera sobresalir en el Mundial del 2015 y su sueño es “luchar por una medalla olímpica”. Tras retornar de Cali, el atleta también se reintegró a sus estudios en el colegio Técnico de Ricaurte. “Estoy bastante atrasado y debo igualarme las materias”. El arribo a Cuenca fue la madrugada de anteayer.

Por ese motivo, el martes no asistió a los entrenamientos. Ayer hizo trotes cortos en la pista sintética y luego salió a correr en una cancha de fútbol cercana al estadio atlético. Durante las entrevistas se notó afónico por el cambio de clima.

Durante el Sudamericano de Menores, otros 24 seleccionados de siete países se clasificaron al Mundial de Menores. Colombia y Brasil se destacan con 10 y cuatro cupos; Chile aseguró tres pasaportes; Cuba, Perú y Venezuela clasificaron a dos atletas cada uno, mientras Guyana ingresó con uno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)