18 de February de 2013 00:01

Di Filippe, un trotamundos que se quedó a vivir en Cañar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

A los 20 años abandonó Buenos Aires y partió a la ciudad colombiana de Ibagué para probar suerte en el club Deportes Tolima. Así, el argentino Jesús di Filippe abrió paso a su vida de 'trotamundos' dentro del fútbol.

Luego de su experiencia, de cuatro meses en el Tolima, volvió al Boca Juniors de Argentina, club dueño de sus derechos deportivos en ese entonces y donde jugó en todas las divisiones inferiores. En enero del 2004 partió a Bogotá para probarse en el Millonarios de Colombia. Tras seis meses en el conjunto de Reserva se estrenó en el fútbol profesional ante Júnior de Barranquilla e incluso participó en la Copa Sudamericana.

El 2005 fue contratado por el conjunto 'paisa' Unión Magdalena y al año siguiente se incorporó al Deportivo Heredia de Guatemala. En el 2007 llegó a Ecuador para vincularse al Técnico Universitario y desde ese año ha jugado en diferentes clubes del país. Vistió las camisetas del Delfín de Manta, Municipal de Cañar, Manta, Deportivo Azogues, Liga de Loja y Rocafuerte, su último equipo antes de regresar este año al Municipal.

Tiene un trato especial para el 'Muni', como lo conocen al equipo cañarense, porque allí conoció al "amor de su vida" en el 2009, cuando jugó por primera vez. Tras un año de enamoramiento, Filippe se casó con Carla Bernal, hija del alcalde y presidente del club de ese entonces, Jaime Bernal.

Las fechas de su matrimonio las recuerda con precisión. "El civil fue el 11 de enero y el eclesiástico el 19 de febrero del 2010".

Si bien antes ya inició los trámites de su naturalización, la cédula de ecuatoriano la obtuvo tras su unión con Carla Bernal, con quien tiene una hija: Isabela, de 2 años. Desde entonces no utiliza cupo de extranjero. En Cañar tiene un negocio de electrodomésticos y en Quito cuenta con un restaurante.

Su vida de 'trotamundos' le ayudó a conocer gente, lugares y amigos. "Nunca tuve problemas con la comida serrana o costeña y sus costumbres" dice.

Según Segundo Montaño, DT del Municipal de Cañar, a Filippe ya lo dirigió en el 2007 en Técnico Universitario. "Es un jugador honesto y ayuda en la motivación. Es un volante de marca que aprieta, es incansable", destaca.

Sus padres: José Filippe y Gladis Alfonso, pusieron nombres bíblicos a sus tres hijos. Aparte de Jesús, hincha del Boca Juniors, están Nazareno (29 años) y Juan Bautista (28). El volante llega a las prácticas en un vehículo Santa Fe azul.

La figura
HOJA DE VIDA
Jesús  de Filippe nació en Buenos Aires, Argentina, el 19 de marzo de 1982. Sus padres son José Óscar Filippe y Gladis Alfaro. En el 2007 llegó a Ecuador para jugar en Técnico Universitario. Luego, pasó por Delfín, Liga de Loja, Municipal de Cañar, Manta, Deportivo Azogues, y Rocafuerte. Desde el 2010 juega como ecuatoriano.

El presupuesto
El presupuesto está destinado para cubrir sueldos y premios de jugadores y cuerpo técnico, así como para pagar gastos de viajes, hospedajes y otros.

En Cañar hay tres hoteles: Irene, Ingapirca y Cañar en donde se alojan los futbolistas. En unos casos pagan los propios jugadores y en otros los dirigentes.

El Municipio de Cañar es uno de los principales patrocinadores del equipo cañarense. Se suman otras instituciones y empresas privadas de Cañar y Azuay.

El entrenador
Segundo Montaño nació en Esmeraldas hace 44 años. Vive en Cañar en un hotel alejado del cantón, desde enero del 2012. Su familia reside en Riobamba.

Sus éxitos. En el 2004 fue vicecampeón de la Serie A con Olmedo. En el 2000 trabajó como asistente de Julio Asad en el Cuenca y logró el título nacional.

Otros logros. En los últimos siete años ha ascendido dos veces con Municipal de Cañar a la Serie B del torneo nacional y una vez con Rocafuerte de Guayaquil.

La sede del equipo
En el estadio 26 de Enero, ubicado a 3 150 metros sobre el nivel del mar, se entrena y juega los partidos oficiales el Deportivo Municipal de Cañar.

En una de las prácticas. El arquero Antonny Quiñónez (izq.) comparte los ensayos con otros compañeros como Marco Segura y Vicente Sánchez (der.)

Sin foráneos 
Mario Lozano (foto), de 35 años es otra de las contrataciones del conjunto. En la Serie A, Lozano jugó en los equipos de Espoli, Dep. Quito y Macará.

Alexis Palacios, ex goleador del Deportivo Azogues, arregló esta semana su vinculación al Municipal de Cañar. Se convirtió en la última contratación.

Otros jugadores que llegaron como refuerzos para este año son Marco Segura y Orlando Quiñónez, ex Dep. Quevedo. El plantel no tiene extranjeros.

EL PRESUPUESTO
USD 450 000 es el presupuesto del Cañar para este año. La temporada pasada invirtió USD 300 000 para retornar a la Primera B.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)