24 de enero de 2017 10:17

Se destaca al fútbol como herramienta para luchar contra la discriminación

Los presidentes del Real Madrid y FC Barcelona, Florentino Pérez (izq.) y Josep María Bartomeu (2 der.), junto a Nada Al-Nashif, subdirectora general de Ciencias Sociales y Humanas de la UNESCO, y el consejero delegado del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián

Los presidentes del Real Madrid y FC Barcelona, Florentino Pérez (izq.) y Josep María Bartomeu (2 der.), junto a Nada Al-Nashif, de la UNESCO, y el consejero delegado del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián durante la presentación de la campaña de la Cadena SER 'Sin respeto no hay juego'. Foto: Emilio Naranjo/ EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

El fútbol como herramienta educativa tiene una oportunidad para erradicar la discriminación y el racismo, según coincidieron referentes de este deporte durante una mesa redonda con motivo de la presentación de la campaña Sin respeto no hay juego, organizada por el Grupo Prisa y la agencia de la ONU UNESCO.

El presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete; el exjugador brasileño y responsable de Relaciones Institucionales del Villarreal, Marcos Senna; la directora del Atlético Féminas, Lola Romero; el exjugador y presidente de la Asociación de Futbolistas AFE, Luis Rubiales; el exseleccionador nacional Vicente del Bosque; y el exjugador inglés Michael Robinson, llegaron a esta conclusión durante un coloquio tras la presentación de la campaña.

En una mesa redonda moderada por el director de El Larguero (Cadena SER), Manu Carreño, el exjugador y comunicador Michael Robinson destacó la "oportunidad" que tiene el fútbol para "ayudar a erradicar" los comportamientos discriminatorios o racistas.

"El fútbol tiene la oportunidad de erradicar estos comportamientos. En ningún sitio está dicho que un católico dribla mejor que un musulmán, o que un negro chute mejor que un chino... Jugamos juntos, fracasamos o tenemos éxito todos juntos. En el fútbol y con los clubes más importantes podemos pregonar esto a la sociedad", destacó el exjugador del Liverpool inglés o el Osasuna.

Coincidió con él Vicente Del Bosque, ganador de un Mundial y dos Eurocopas al frente de la selección española y que calificó como "una gran herramienta" a este deporte, al tiempo que pidió evitar las generalizaciones en cuanto a la violencia en el fútbol.

En ese mismo sentido, el de evitar las exageraciones en cuanto al grado de violencia en el deporte en España, se expresó el presidente del CSD José Ramón Lete, que destacó la "colaboración" con los clubes en las medidas contra los violentos, con una respuesta "contundente, unánime e inequívoca".

"Hay que separar el racismo solo del fútbol, es un fenómeno generalizado. Por los datos que tenemos es un tema menor en porcentaje, pero es capital en lo que significa. Hay que lanzar mensajes positivos, el deporte profesional tiene que ser un referente ético", señaló Lete, que reclamó los aspectos positivos de las aficiones, como la "pertenencia", la "lealtad" o la "identidad".
Un exjugador como el hispanobrasileño Marcos Senna, ahora en labores representativas del Villarreal, aseguró que en su carrera nunca fue objeto de discriminación, pero si vivió "directamente" episodios de discriminación a otras personas, como el que sufrió el jugador brasileño Dani Alves cuando jugaba en el Barcelona y le tiraron una cáscara de plátano en el estadio de El Madrigal.

"Lo que sucedió con Danil Alves fue en el campo del Villarreal, y es algo que nos entristece. El club tomó sus precauciones para que no volviera a suceder. Tenemos que seguir luchando contra todo tipo de discriminación contra todos, sobre todo contra los que sufren más", dijo.

No obstante, otro exjugador como Luis Rubiales, dirigente de la asociación de futbolistas AFE, resaltó que dentro de los equipos, en "el lenguaje de los vestuarios", el racismo no existe.
"Cualquier persona coherente dirá que Senna era un pivote excelente, no un jugador negro. De mí dirán que era un lateral izquierdo, que jugó en Segunda y en Primera, no que soy blanco. No vemos un jugador blanco o negro en el fútbol, vemos un jugador que hace goles o que aguanta de espaldas a la portería. Ése es el lenguaje del vestuario y ojalá que llegue fuera", dijo.

Rubiales aseguró que las grandes estrellas de LaLiga están "involucradas" con este tipo de luchas, ya que siempre son "solidarios". Su organización aprobó a mediados del año pasado la inclusión de futbolistas femeninas, como las jugadoras del Atlético de Madrid Féminas que preside Lola Romero.

"La gran suerte que hemos tenido en nuestro club es que hemos visto el fútbol femenino como algo normalizado, son deportistas que juegan al fútbol. No hay cosa que se haga en el masculino que no se intente trasladar al femenino. El campo tiene las mismas medidas, igual las porterías y el balón es el mismo", expresó, al tiempo que aseguró que "muchas entidades" están "remando" para mejorar la igualdad en el fútbol y que la sociedad quiere "normalizarlo".

Robinson, como conocedor de las culturas futbolísticas inglesa y española, recordó como en su etapa como futbolista en los años ochenta y el racismo que imperaba en el fútbol británico. "Era una sociedad podrida, y el fútbol es la sociedad", aseguró.

Vicente Del Bosque coincidió que la discriminación es un problema de la sociedad, pero que el fútbol tiene el poder de ser uno de los ámbitos, junto con el familiar y el escolar, donde se mueven los niños y reciben los ejemplos que calan su personalidad.

"El ejemplo de los buenos deportistas, directivos y entrenadores es fundamental. Es la mejor manera para corregir esta sinrazón que es el racismo", concluyó el exseleccionador español y extécnico y exjugador del Real Madrid, uno de los clubes, junto al Barcelona y al Juventus italiano, que acompañaron la presentación de esta campaña del Grupo Prisa y la agencia de Naciones Unidas UNESCO. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)