24 de noviembre del 2015  00:00

Con descenso del Deportivo Azogues, Cañar se quedó sin fútbol profesional

El uruguayo nacionalizado ecuatoriano Washington Aires dirigió entre mayo y junio de este año al Deportivo Azogues. Foto: Archivo/EL COMERCIO.

El uruguayo nacionalizado ecuatoriano Washington Aires dirigió entre mayo y junio de este año al Deportivo Azogues. Foto: Archivo/EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 12
Indiferente 2
Sorprendido 6
Contento 12
Manuel Quizhpe

Después de 10 años de mantenerse en el fútbol profesional, Deportivo Azogues descendió a la Segunda Categoría. En su último partido, jugado el 21 de noviembre del 2015, perdió 2-0 de local ante Macará y se despidió de la Serie B.

El equipo guacamayo’ perdió toda posibilidad de salvarse en la penúltima fecha del torneo. Con 42 puntos quedó lejos de los 49 que acumuló Espoli, que ganó en su cancha 2-1 al Imbabura. El segundo equipo descendido fue
Deportivo Quevedo (45 puntos), que empató 1-1 de visitante con Técnico Universitario.

Según Víctor Molina, presidente fundador del Deportivo Azogues, en la ciudadanía azogueña hay desazón por el triste acontecimiento. Él se lamenta que un equipo que se llenó de gloria, siendo cuarto el 2007 en la Serie A del fútbol nacional (a un punto de la Copa Libertadores), haya tenido ese final.

En su criterio, "las desacertadas administraciones de los últimos años le llevó a una crisis administrativa y financiera de incalculables proporciones". Incluso, vinieron administradores foráneos que trataron de ayudar, pero "le hundieron más al Deportivo Azogues".

El conjunto ‘guacamayo’ tuvo tres técnicos durante este año. Comenzó la temporada con el albanés Febrón Ziu, luego llegó el uruguayo nacionalizado ecuatoriano Washington Aires y terminó con el argentino Diego Alarcón.

Deportivo Azogues se fundó el 25 de mayo del 2005. Dos meses después se estrenó en el fútbol de Segunda Categoría y a finales de ese año ascendió a la Serie B. El 5 de junio del 2006 ascendió a la Serie A y en septiembre del 2008 perdió la categoría. En la B permaneció, entre sobresaltos, hasta el sábado 21 de noviembre.

Molina sostiene que un equipo que nació para no morir jamás no pudo terminar de esa manera. Con el descenso del Deportivo Azogues, la ciudad perdió en el tema turístico y comercial, porque "ganaba el grande y el pequeño".

Cañar se quedó sin fútbol profesional, puesto que a mediados de noviembre del 2014 ya se adelantó el Deportivo Municipal del Cañar a la Segunda Categoría.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)