10 de septiembre de 2014 10:15

Deportivo Quito sufre porque aún le debe a la FIFA 

El DT del equipo, Carlos Sevilla, dijo que conversará con la directiva sobre la deuda con él. Foto: Archivo EL COMERCIO

El DT del equipo, Carlos Sevilla, dijo que conversará con la directiva sobre la deuda con él. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 6
Contento 0
Álex Puruncajas.  Redactor

Deportivo Quito está a dos días de su disolución o de su reestructuración económica. Por ello, en este de tiempo, los dirigentes azulgranas apuran visitas a acreedores, consultas a abogados y conversaciones con jugadores, dirigentes y entrenadores.

El propósito de los directivos, encabezados por Santiago Ribadeneira -presidente del club-, es que todos los acreedores accedan a condonar los montos, total o parcial, que les adeuda el club o a recibir sus pagos luego de un año de moratoria. Hasta ayer, el grupo consiguió que 10 exintegrantes del plantel lo aceptaran.

Los futbolistas Luis Fernando Saritama, Oswaldo Minda, Santiago Morales e Isaac Mina dieron visto bueno al plan de la ‘AKD’. También el técnico argentino Rubén Darío Insúa y sus asistentes Roberto Oste y César Vaioli. Hasta el DT Carlos Sevilla dijo que estaba dispuesto a conversar.

Los exdirigentes Iván Vasco, Eugenio Romero y Luis Saldarriaga aceptaron la propuesta de condonación parcial.
El club chulla también logró un acuerdo con el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) para pagar por cuotas una deuda de USD 125 000.

Según Jaime Espinosa, vicepresidente de la ‘AKD’, el club pagó una cuota al organismo estatal y la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) se comprometió a convertirse en garante de la deuda.

Con esto, el equipo azulgrana no tendrá impedimentos legales. Además, podrá recibir un monto económico del auspiciante TC Televisión.

Luis Checa, que ahora juega en Barcelona, y otros jugadores analizan las peticiones de los dirigentes, quienes ven con optimismo su gestión en este frente. Pero, a la vez están preocupados porque no tienen respuestas de la FIFA, organismo al cual enviaron una carta el 28 de agosto para explicar la deuda de USD 20,2 millones que atormenta al club.

En el documento está el pedido de moratoria para evitar la disolución de la institución. Pero hasta ayer no recibía una respuesta.

Ante esto, Ribadeneira reveló a este Diario que mantuvo diálogos con Luis Chiriboga –presidente de la FEF-, quien se comprometió a establecer contactos con la FIFA.

Las demandas de jugadores y entrenadores en contra del Quito ante la FIFA ascienden a USD 1 340 000. “En ese frente todavía no hemos encontrado respuesta”, insistió preocupado el Presidente chulla.

Él espera la llegada de Chiriboga desde Estados Unidos (donde la Selección jugó partidos amistosos), para mantener una nueva reunión sobre las deudas de la ‘AKD’ ante el ente rector del balompié mundial.

Eso sí, antes de esta conversación, Ribadeneira espera la reunión que hoy sostendrán todos los dirigentes de las categorías A y B sobre la crisis que afrontan los equipos. Él cuenta con que los representantes armen un frente para encontrar modos de enfrentar las deudas ante los jugadores. Por lo pronto, la institución ya pagó el salario de agosto al plantel.

Al margen de esta reunión, ¿logrará el Quito que todos los acreedores acepten su plan? “Los avances hasta el momento han sido decisivos, salvo el tema de la FIFA. Si no hay avance en ese frente, esto implicaría tomar una decisión definitiva”, agregó Ribadeneira.

La directiva azulgrana se reunirá el viernes por la tarde y ahí evaluará su gestión. Tras la cita, anunciará si se cumplieron los objetivos o si se acudirá a un juez para solicitar el cese de pagos a los acreedores.

¿Qué pasó con toda la taquilla incautada? Deportivo Quito no logró que se levantara la retención del dinero recaudado en el enfrentamiento ante Barcelona, encuentro que se jugó hace dos semanas en el estadio Olímpico Atahualpa.

El monto incautado fue de USD 45 000. El partido bordeó los ingresos de USD 70 000 por los boletos vendidos. Sin embargo, de esto se descontaron los gastos de programación y los impuestos municipales.

El cuadro de la Plaza del Teatro sigue con los trámites para que se levanten los procesos de incautación. Con estos rubros quiere pagar las deudas a los empleados del club.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)