19 de febrero de 2015 13:20

Tres expresidentes del Deportivo Quito lamentan su crisis

Jorge Burbano, Fernando Herrera y Santiago Ribadeneira, expresidentes del Deportivo Quito. Fotos: EL COMERCIO

Jorge Burbano, Fernando Herrera y Santiago Ribadeneira, expresidentes del Deportivo Quito. Fotos: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 5
Fabián Alarcón

Los expresidentes de Deportivo Quito miran con preocupación el presente del club de la Plaza del Teatro, que atraviesa problemas económicos desde el inicio de la temporada.

Según Jorge Burbano, la crisis se originó desde el 2009, cuando él dejó el cargo por desacuerdos con los otros directivos. “Es preocupante que hablen de un déficit de USD 20 millones, es una locura”, expresó.

Bajo su mando, de enero a marzo, asumió el cargo con un déficit de USD 1,3 millones y que se mantuvo hasta cuando se realizaron las nuevas elecciones, con la presidencia de Fernando Mantilla.

“Nadie habla de los ingresos que generó el club con el acuerdo con la Universidad SEK (USD 5 millones) ni de la venta de jugadores (como Michael Arroyo al fútbol mexicano, calculado en USD 1,5 millones)”.

Sin embargo, Burbano alienta la labor de Cobo. “Debe estar tranquilo, no desesperarse. La decisión de contratar un técnico joven y de seguro de bajo costo fue acertada. Deportivo Quito debe aspirar a mantenerse entre el quinto y sexto puesto para no sufrir con el descenso”, agregó el exdirectivo.

Fernando Herrera, quien logró el título en el 2008 luego de 40 años como presidente y quien dejó el cargo a finales del año, admitió que es “complicado” dirigir al equipo de la Plaza del Teatro. Él está un poco desinformado de la actualidad del club porque estuvo fuera del país y arribó hace una semana.

“Sé que un tal (Joselito) Cobo se ha hecho cargo y que los resultados no son los esperados. Solo debemos confiar en que la situación mejore”, expresó Herrera. De paso, confirmó que dejó la presidencia porque también tuvo desacuerdos con directivos (sin precisar nombres) y dijo que supo que “algunos gastaron y se llevaron el dinero”, lo que lo motivó a mantenerse lejos del club. Ya no ha ido al estadio ni como aficionado.

Finalmente, Santiago Ribadeneira, quien también cosechó el título del 2011, prefirió abstenerse de opinar a favor o en contra de la actual administración de Cobo. “Todos los expresidentes debemos apoyar al equipo y no agrandar más el problema”, concluyó.

Este Diario intentó comunicarse con Cobo, pero está en reuniones personales que le han impedido conversar con los medios. Solo se conoce que el plantel de futbolistas del Deportivo Quito aún no cobra el salario de enero.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)