14 de January de 2013 13:02

Deportivo Cuenca es una cantera de técnicos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

En la última década, Deportivo Cuenca no solo formó talentos como Narciso Mina, Juan José Govea, Polo y Armando Wila, Édison Preciado, Holger Matamoros, Cristian Cordero, Raúl Alvarado, José Granda, entre otros.

También forjó a técnicos como Paúl Vélez, Ángel Pesántez, César Bermeo, Diego Zhañay...

De ellos, el más destacado es Vélez, quien por segundo año seguido dirige a Liga de Loja en la Serie A. En el 2011 se proclamó campeón de la Serie B con Técnico Universitario. 

Hasta mediados del 2010 laboró en el ‘Expreso Austral’, con éxitos en las categorías menores y con el plantel principal.

Vélez, de 41 años, se vinculó al equipo cuencano en 1998 como asistente técnico de las categorías Sub 15 y Sub 20. En el 2000, por cuatro meses, fue asistente del técnico Luis Leguizamón en la Serie B.

En el 2005 logró el título nacional con el equipo Sub18. Saltó al profesionalismo en el 2008.

En ese año y en el 2009, fue asistente de los argentinos Gabriel Perrone y Guillermo Duró. Cuando ellos renunciaron se principalizó como estratega y ambas veces se clasificó a Copa Libertadores como tercero y subcampeón del fútbol ecuatoriano, en ese orden.

Después de 12 años de permanencia, dejó la institución azuaya. Por su certeza para reclutar talentos jóvenes de otros equipos del país se lo acreditó el apelativo de ‘cazatalentos’. El año pasado llegó hasta octavos de final de la Copa Sudamericana con Liga de Loja.

Para Vélez, “es un orgullo haber salido de las divisiones inferiores de Deportivo Cuenca”. Se siente afortunado por las oportunidades que tuvo en el equipo ídolo de su ciudad natal. “Dios me ha bendecido muchísimo y ojalá otros tengan las mismas oportunidades”.

Él es el alumno más aprovechado del proyecto ‘3 000 días’ que hace 10 años lo implementó y lo ejecutó el adiestrador argentino Daniel Jozami. En ese entonces, 19 profesionales fueron seleccionados y capacitados para trabajar con niños, adolescentes y jóvenes.

Ángel Pesántez, de 44 años, recuerda que la idea del proyecto fue formar jugadores, estrategas y dirigentes. “Una trilogía que nunca puede estar separada”.

Él, como preparador físico, se mantuvo por cinco años en el plantel principal del Cuenca. Trabajó dos años en el Municipal de Cañar como asistente técnico y entrenador en la Serie B. Un año como preparador físico de Técnico Universitario.

Dos años estuvo en Deportivo Azogues, en las series A y B, como asistente.  En los próximos dos años dirigirá la escuela de fútbol del ‘Expreso Austral’, cuyo reto es formar técnicos y jugadores  retomando la metodología de Jozami.

Para ser integrante del cuerpo técnico de las categorías menores del conjunto cuencano se requiere una formación integral, con estudios superiores indispensables, personalidad y hoja de vida intachable.

También se necesitan conocimientos específicos de fútbol, como la parte física, técnica, táctica y psicológica. Cada uno se va promocionando a otras categorías según sus logros alcanzados.

César Bermeo, actual técnico de la Sub 18, labora desde hace 20 años en el club. Él sostiene que cada día está en constante aprendizaje. El año pasado estuvo en el  Departamento de Captación de Talentos, cuyo trabajo era viajar por el país reclutando jugadores con condiciones técnicas y físicas.

Entre los actuales entrenadores de las divisiones menores están Guido Guillermo y  Andrés Tacuri, quienes manejan la categoría Sub 11.

Guillermo, de 20 años, está consciente que Deportivo Cuenca es una gran vitrina. Él, como jugador, incursionó en el equipo colorado a los 12 años y jugó hasta la categoría Sub 20, que fue el año pasado.

Daniel Segarra es otro estratega cuencano con proyección. Vélez quiso llevarlo en el 2011 a Liga de Loja. Él prefirió quedarse en Cuenca para dirigir al Estudiantes. Este equipo clasificó el año pasado a la liguilla final del Campeonato de Segunda  Categoría.


Otros profesionales

Patricio Lara, quien dirige a Deportivo Azogues, fue parte del proyecto de los ‘3 000 días’ que se implementó en el 2003. También estuvieron Néstor Bernal y Marco Zúñiga, ex preparador físico de la selección nacional.

No solo entrenadores salieron de las divisiones inferiores del Cuenca. Javier Solís y Carlos Campoverde, preparadores físico y de arqueros de Liga de Loja y Técnico Universitario, se formaron en el club. También está Juan Carlos Ávila, actual asistente de Vélez.

Paúl Vélez, en diciembre pasado, fue considerado el mejor técnico del país. Eso explica que la metodología que asimiló de Jozami le sirvió para su formación. Luego, con los diferentes estrategas, acumuló conocimientos en los últimos cinco años.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)