25 de abril de 2018 00:00

Colectas, ‘vaca’ y rifas, todo vale para viajar y competir

Álex Báez (izq.) y Andrés De la Torre (der.), jugadores de la Preselección Ecuatoriana de fútbol de amputados. Ellos irán al Mundial de México, en octubre. EL COMERCIO

Álex Báez (izq.) y Andrés De la Torre (der.), jugadores de la Preselección Ecuatoriana de fútbol de amputados. Ellos irán al Mundial de México, en octubre. EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 18
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Martha Córdova
Redactora (D)

mcordova@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los recortes presupuestarios al deporte nacional ya están generando los primeros perjuicios. Los deportistas, además de entrenar, deben buscar recursos económicos para competir por el país en el exterior.

Carla Heredia, Gran Maestra de Ajedrez, organizó una rifa, cuyo boleto costó USD 5 y jugó una simultánea de 29 partidas (27 triunfos y 2 empates) para generar recursos y financiar su participación en el torneo clasificatorio a la Olimpiada de Ajedrez, que será entre el 23 de septiembre y el 6 de octubre.


“Varios amigos me donaron ‘vouchers’ de consumo de diferentes locales de comida, otros me regalaron libros de arte, películas, discos y otros regalos que se entregaron en la rifa”. 


Carla vendió 43 boletos. “Ya tengo financiado el 80% de los USD 1 000 que costó el pasaje entre Estados Unidos y Quito, pues yo estudio en Texas y tenía que venir al selectivo”.


También abrió una página web donde recibió donaciones de amigos y compañeros de la Universidad Texas Tech. “Ellos fueron los que me motivaron a hacer estas actividades, porque estaba dispuesta a no jugar el selectivo”.

Carla Heredia organizó una simultánea en el Bulevard de la Naciones Unidas. Además hizo una rifa. EL COMERCIO

Carla Heredia organizó una simultánea en el Bulevard de la Naciones Unidas. Además hizo una rifa. EL COMERCIO


El torneo se disputa en Cuenca desde el lunes, la Gran Maestra confía en ser una de las cuatro ecuatorianas que intervendrán en las Olimpiadas que se disputarán en Georgia. “Hace dos años, la Federación Ecuatoriana de Ajedrez canceló los costos de participación, pero seis meses después del evento, nosotros tuvimos que poner el dinero a cambio”.


Otro grupo de deportistas que hace gestiones para conseguir dinero es la preselección de fútbol de amputados, que recibió el respaldo del organizador de un concierto en Quito. Él cancelará el 50% de los boletos aéreos para el viaje al Mundial en México.


El torneo se efectuará en octubre, situación que agradecen los futbolistas, pues les queda tiempo para poder financiar los USD 28 000 que requieren para su participación, entrenamiento, indumentaria y adquisición de nuevas muletas.


“Jugar un Mundial es la ilusión que tenemos. Ya he vendido tres boletos, con la familia”, dijo Álex Báez. Es el 10 de la Selección, un menudo jugador que practica el fútbol desde que tenía 6 años.

Hace cuatro años, en un partido de fútbol barrial, un arquero lo lesionó, un hospital no lo atendió adecuadamente y un médico le tuvo que amputar su pierna derecha.


“El fútbol es una pasión, y así tenga que hacer piruetas en las esquinas, queremos financiar ese viaje al Mundial”, dijo con total trasparencia.


Óscar Patín tiene 17 años. En marzo se coronó campeón sudamericano de los 10 km marcha en la categoría Sub 18. El título le permitió clasificarse al Mundial que se disputará desde el 4 de mayo en China.


Para comprar su pasaje aéreo a Taichang requirió USD 1 700. Sus padres, agricultores de la comunidad Las Cochas, en Guaranda, no tienen dinero para asumir el costo. Él organizó una radiomaratón en Guaranda y también recibió ayuda de las autoridades de la provincia, de empresas públicas y privadas. Así pudo viajar ayer para representar al país.

La velocista Marizol Landázuri, compañera de entrenamiento de Ángela Tenorio, en marzo recibió la noticia de que fue excluida del plan de Alto Rendimiento del Ministerio del Deporte.


“He recibido donaciones de USD 100, USD 200, USD 500, de personas que conocen de mi esfuerzo diario. Me fui a España por dos semanas gracias a que un amigo alquiló su departamento, y me entregó USD 900 para comprar el boleto aéreo”, relató la esmeraldeña.


La atleta cuenta con el respaldo de cinco firmas comerciales y una nutricionista. Este ‘pull’ le permite entrenarse en los Estados Unidos junto con el resto de la selección nacional de velocidad de atletismo. En mayo irá a los Odesur a representar al país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)