2 de octubre de 2014 15:09

Sébastien Ogier puede ganar el título en casa por segundo año consecutivo

El piloto francés Sebastien Ogier (der) y su copiloto, Julien Ingrassia, saludan al inicio del Rally de Francia (también conocido como el rally alsaciano) en Estrasburgo, Alsacia, Francia. EFE

El piloto francés Sebastien Ogier (der) y su copiloto, Julien Ingrassia, saludan al inicio del Rally de Francia (también conocido como el rally alsaciano) en Estrasburgo, Alsacia, Francia. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
EFE
Quito

El francés Sébastien Ogier (Volkswagen Polo R WRC) afronta este fin de semana el rally de su país, antepenúltima prueba del Mundial, con el objetivo de asegurarse su segundo título consecutivo, como ya hizo el año pasado también en casa.

Ogier llega al rally de su país como líder del campeonato con 214 puntos, 50 más que el único piloto que puede impedirlo, su compañero de equipo el finlandés Jari-Matti Latvala, que suma 164.

Para conseguir su objetivo, Ogier necesita salir del rally alsaciano, y con dos carreras más por delante (España y Gran Bretaña), con seis puntos más que su compañero y rival. Ganar la carrera y acabar al menos segundo el domingo en el power stage, el tramo que otorga puntos extra (3, 2 y 1 para los tres primeros), le entregaría la corona.

Ogier ya sabe lo que es ganar el rally de su país. Los ha hecho dos veces, en 2011 con Citroen y en 2013 con Volkswagen. Especialmente recuerda la edición del año pasado, en la que se proclamó por primera vez campeón nada más empezar la carrera, ya que el primer tramo fue el power stage en el que sumó los tres puntos que le hacían falta.

Latvala, el único que mantiene aún opciones, tiene en su contra la historia. Para mantener vivas sus opciones en el resto de carreras del campeonato, necesita ganar en Alsacia y sobre asfalto, una superficie en la que, en el Mundial, hace quince años que no gana un finlandés.

Tras acabar segundo en el triplete de Hyundai en Alemania, el español Dani Sordo vuelve a ponerse a los mandos de unos de los i20 WRC de la marca surcoreana. El cántabro formará equipo con el belga Thierry Neuville, vencedor del rally alemán, y el francés Bryan Bouffier.

El Rally de Francia será una doble celebración para su copiloto, su compatriota Marc Martí, que celebra su participación número 150 en el Campeonato del Mundo de Rallys.

"Me gusta mucho el Rally de Francia. Es una prueba extremadamente rápida y la superficie cambia con frecuencia, lo que hace que sea técnicamente exigente. El tiempo juega un papel importante, pero me gustan igual las condiciones secas y húmedas, las cuales exigen que el conductor se centre y cuente con unas notas muy precisas", afirma Sordo en declaraciones que difunde su equipo.

"He sido rápido aquí en el pasado y he logrado algunos resultados muy buenos. Probamos el Hyundai i20 WRC sobre asfalto antes de la prueba y creo que estamos bien preparados, por lo que vamos a hacer todo lo posible para conseguir un buen resultado este fin de semana", agrega el cántabro.

La ciudad de Estrasburgo será la sede central de la carrera, la segunda prueba de asfalto de la temporada. Se trata del rally más corto del año, ya que sólo se disputarán 303,63 kilómetros cronometrados repartidos en 18 especiales. Se disputa de viernes a domingo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)