19 de agosto de 2015 16:11

Volkswagen sueña con una primera victoria en casa, en el Rally de Alemania

El piloto francés Sébastien Ogier  (der) y su co plioto Julien Ingrassia (izq), celebran en el podio después de ganar el Rally de Polonia 2015.  EFE

El piloto francés Sébastien Ogier (der) y su co plioto Julien Ingrassia (izq), celebran en el podio después de ganar el Rally de Polonia 2015. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Volkswagen, doble campeón del mundo de pilotos y constructores en el Mundial de Rallys (WRC) buscará este fin se semana inscribir al fin su nombre en el Rally de Alemania, la única prueba del calendario que le resta en su prestigioso palmarés.

"No hay ninguna otra prueba del WRC en la que nuestra sed de victoria sea tan grande y en la que nuestra frustración, también", admitió el director de la escudería alemana Jost Capito.

"En 2013 y 2014, Sébastien Ogier, y después Jari-Matti Latvala estaban líderes y tuvieron que abandonar uno después del otro. Pese a todo, a que estemos en casa y a que la suerte no nos haya querido sonreír, no veo razón por la que no deberíamos continuar luchando por el primer puesto en 2015", añadió el máximo responsable de Volkswagen Motorsport.

De hecho, en las dos últimas ediciones, el vencedor de la prueba fueron los pilotos que iban a rueda de los Volkswagen cuando estos tuvieron que retirarse.

El belga Thierry Neuville logró el año pasado en Alemania su primera victoria en WRC, a los 26 años, y logró, junto a su compañero español Dani Sordo, un doblete histórico para Hyundai.

Neuville se benefició de la retirada de Latvala y del británico Kris Meeke (Citroën DS3) en la última jornada, mientras que el campeón del mundo, Ogier, había abandonado un día antes tras una salida de pista.

En 2013, Volkswagen ya había vivido un fin de semana de pesadilla al ver como Ogier y Latvala sufrían sendos accidentes que les obligaban a abandonar la prueba, beneficiando a Sordo que, al volante entonces de un Citroën DS3, firmó una primera victoria en el campeonato.

Citroën, en su jardín asfaltado
Con once triunfos consecutivos entre 2002 y 2013, nueve de ellos para el francés Sébastien Loeb, Citroën tiene el récord de victorias en el Rally de Alemania, la primera prueba de la temporada que se corre 100% en asfalto.

"El (Citroën) DS3 es un coche excepcional en esta superficie", asegura el noruego Mads Ostberg, aunque el piloto noruego quiso mostrarse prudente y aseguró que terminar “ entre los cinco o seis primeros sería un resultado bastante bueno, teniendo en cuenta que hay que sumar puntos para los campeonatos".

Si bien Ogier domina claramente la clasificación de pilotos con 89 puntos de ventaja sobre su compañero Latvala, reciente vencedor en Finlandia, y que Volkswagen tiene 116 puntos de ventaja en el mundial de constructores, la lucha por los puestos de honor es encarnizada.

Así, en la clasificación de constructores, Citroën y Hyundai, segundo y tercero, están separados por solo dos puntos
(141 a 139), con M-Sport (Ford) al acecho (126 puntos).

En este contexto, la marca francesa alineará por primera vez esta temporada un tercer auto, que pilotará el joven galo Stéphane Lefebvre, mientras que Hyundai ha confiado un cuarto auto a su piloto de pruebas, el holandés Kevin Abbring.

En lo referente a Ford, que ha obtenido dos podios esta temporada (Elfyn Evans en Argentina y Ott Tanak en Polonia), podría jugar sus cartas con dos pilotos muy talentosos en asfalto y, quién sabe, seguir impidiendo a Volkswagen que obtenga el tan anhelado primer triunfo en su país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)