8 de agosto de 2016 17:25

Un extenuado Juan Martín del Potro ganó y ya está en octavos en Río 2016

El tenista argentino Juan Martín del Potro celebra después de ganar un game al portugués Joao Sousa en el tenis olímpico en Río 2016. EFE

El tenista argentino Juan Martín del Potro celebra después de ganar un game al portugués Joao Sousa en el tenis olímpico en Río 2016. EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia DPA
Río2016

Extenuado y sorprendido, pero feliz: el argentino Juan Martín del Potro cimentó este lunes 8 de agosto del 2016, su regreso al gran tenis internacional al clasificarse a octavos de final en los Juegos Olímpicos de Río, con una nueva victoria pocas horas después de eliminar al número uno del mundo, el serbio Novak Djokovic.

Con más dificultades que en la víspera, Del Potro derrotó en segunda ronda al portugués Joao Sousa en la misma cancha donde había dado la sorpresa ante Djokovic menos de 24 horas antes, aunque esta vez tuvo que ir hasta los tres sets con parciales de 6-3, 1-6 y 6-3.

"El partido estaba complicado porque las piernas me pesaban", explicó luego "Delpo", que se derrumbó físicamente en la segunda manga. El cansancio "lo sentí todo el partido", agregó. "Dormí menos de cinco horas anoche, las piernas se me ponen cada vez más duras", aseguró el argentino, que tuvo que batallar en el tercer set para cerrar con éxito el partido disputado en la cancha central del Parque Olímpico de Río. "No creo que haya sido muy superior a mí", consideró el portugués Sousa, número 36 del mundo.

Del Potro se enfrentará en la siguiente ronda al japonés Taro Daniel, que eliminó al británico Kyle Edmund. El argentino, actualmente sólo en el puesto 145 del ranking, vuelve de una larga lesión de muñeca que casi pone fin a su carrera en los últimos años y afrontó con dudas su primer encuentro ante un Djokovic que llegaba a un nivel pletórico a Río.

"Delpo" aseguró por eso que todavía estaba impactado por el resultado del domingo, que lo había hecho "llorar de alegría y de felicidad". "Todavía me cuesta mucho entender el partido de ayer", aseguró. "Me acosté a las 4:30 de la mañana y hoy a las 9 estaba desayunando", añadió. 

"Todavía no podía creer que le había ganado a Djokovic y tampoco podía crear que tenía que jugar al rato", dijo. "Delpo" debía jugar hoy mismo su tercer partido en 24 horas, el dobles con su compatriota Máximo González de pareja y nada menos que ante los españoles Rafael Nadal y David Ferrer.

El partido entre Sousa y "Delpo" hoy en la cancha central quedó empañado también por algunas hostilidades entre los fans argentinos presentes en el estadio y los aficionados brasileños.

El partido tuvo que ser incluso brevemente interrumpido durante el primer set por una pelea en la tribuna entre un hincha con la camiseta de Brasil y otro con la argentina. El incidente no pasó a mayores. "Ojalá que eso no vuelva a suceder", comentó Del Potro.

"Tendría que haber paz entre Brasil y Argentina", agregó el tenista, que pidió que no haya escenas de violencia como las que se ve en el fútbol. También Sousa pidió que no repitan incidentes de ese tipo y agradeció al mismo tiempo el ferviente apoyo que le brindaron los hinchas brasileños, que habían hecho el domingo lo mismo con Djokovic. 

"Fue impresionante, fue una experiencia única", dijo Sousa, festejado por el público carioca desde que entró a la cancha, dada la histórica rivalidad deportiva entre los vecinos Brasil y Argentina. En este caso debió influir también la cercanía que sienten los locales por Portugal, antigua potencia colonial.

Los brasileños acallaron en varias ocasiones con sonoras pitadas a los argentinos cuando éstos entonaban el clásico cántico "Olé, olé, olé" para apoyar a Del Potro y abuchearon al tenista argentino también desde que pisó la cancha central.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)