17 de julio de 2015 14:53

Estados Unidos está a la reconquista del atletismo panamericano

El estadounidense Kerron Clement gana en una copa mundial en el 2006. Él es una de las esperanzas de medalla  de EE.UU. en Toronto 2015. Foto: AFP

El estadounidense Kerron Clement gana en una copa mundial en el 2006. Él es una de las esperanzas de medalla de EE.UU. en Toronto 2015. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Estrellas en el ocaso de su carrera, campeones en pleno apogeo, jóvenes talentos que aguardan la cita para despuntar: el atletismo, que arranca  este 18 de julio en los Panamericanos de Toronto con el maratón y, con una semana larga de competición por delante, promete ofrecer algunos de los mejores momentos de los Juegos.

A poco más de un mes para que la élite planetaria del deporte se reúna en el Mundial de Pekín, la cita panamericana se presenta como el escenario perfecto para evaluar el estado de algunos de los atletas que luego se medirán en la principal reunión del año. No será el caso del gran ícono del atletismo mundial, el jamaiquino Usain Bolt, que, como la mayoría de atletas estadounidenses, los velocistas Justin Gatlin y Allyson Felix incluidos, decidió reservar energías y no acudir a la justa continental.

Pero sí será el de un buen puñado de primeros nombres que, como los estadounidenses  y Wallace Spearmon, el dominicano Félix Sánchez, el guatemalteco Erick Barrondo, la cubana Yarisley Silva y la colombiana Caterine Ibargüen, decidieron colocar los Panamericanos en su agenda competitiva del verano boreal.

Estados Unidos, que acude con un equipo compuesto por 87 atletas entre hombres y mujeres, afronta en Toronto un reto no mayúsculo pero tampoco menor: recuperar la hegemonía que siempre ejerció en el atletismo panamericano y que en Guadalajara 2011 perdió. Hasta entonces, la principal potencia mundial de la disciplina había acumulado 648 medallas entre oros, platas y bronces. En la cita mexicana, sin embargo, los estadounidenses vieron cómo Cuba, segunda en el medallero histórico del atletismo panamericano con un total de 348 preseas, y Brasil, tercera a una enorme distancia (160), los adelantaban.

Estados Unidos no pudo pasar del tercer lugar con solo 16 medallas, mientras Cuba se alzaba al primer puesto con 33 y Brasil se quedaba en el segundo con 23.

Hombres como Clement, ex campeón mundial de los 400 metros vallas y plata en los Juegos Olímpicos de Pekín, Spearmon, una plata y dos bronces en los 200 metros en campeonatos mundiales, y David Oliver III, plata en los 110 metros vallas de Pekín 2008, tienen la misión de recuperar el primer puesto para un grupo que cuenta con otros 17 olímpicos entre mujeres y varones.

Cuba, no obstante, pretende complicarle la misión y acopiar en el Estadio de Atletismo Panamericano de Toronto un buen puñado de preseas, que la impulsen en el medallero general. El triplista Pedro Pablo Pichardo, con sus más de 18 metros y su objetivo de arrebatar al mítico Jonathan Edwards el longevo récord mundial, y la pertiguista Yarisley Silva, plata olímpica en Londres y vigente campeona panamericana, encabezan una delegación que cuenta también con los ochocentistas Rose Mary Almanza y Andy González y con la mediofondista Adriana Muñoz como claras esperanzas de podio.

Con sus Juegos a tan solo un año de distancia, Brasil no solo aspira a mantener el segundo lugar que alcanzó en atletismo en los últimos Panamericanos, sino a demostrar, como en otras disciplinas, que la preparación de sus atletas para la cita olímpica está más que bien encaminada. Fabiana Murer, doble campeona mundial de salto con pértiga, Thiago Andre, en los 1.500 metros, y Erica Rocha de Sena, en los 20 kilómetros marcha, se cuentan entre los llamados a atrapar medalla.

Canadá, como anfitrión, tratará de mejorar el noveno puesto que logró en el medallero del atletismo en los pasados Panamericanos. A sus Juegos acude con 90 atletas, entre los que se cuentan ocho plusmarquistas nacionales, incluido André De Grasse, el joven que aspira a revitalizar la velocidad local.

Las distancias cortas son donde Jamaica, que contará con Veronica Campbell en los 100 metros, Trinidad y Tobago y Bahamas, principalmente, aprovechan para pone su sello. En las largas, como casi siempre, se espera a México, dueño y señor de los 5.000 metros los últimos años con Juan Luis Barrios; Ecuador (Andrés Chocho) y Guatemala (Erick Barrondo) en la marcha y Perú, en los 10.000 metros y en maratón.

La icónica distancia abre  la fiesta del atletismo con la vigente campeona, la brasileña Adriana Aparecida, decidida a defender, en un circuito cerrado de diez kilómetros a orillas del lago Ontario, el título de los 42.195 metros. Peruanas y mexicanas se lo discutirán.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)