12 de noviembre de 2014 00:00

La mochila es la aliada del aventurero

Los competidores recorrieron 144 kilómetros y realizaron pruebas de trekking y ciclismo en el Mundial de Aventura Huairasinchi Explorer, el 10 de noviembre de 2014. Foto: EL COMERCIO

Los competidores recorrieron 144 kilómetros y realizaron pruebas de trekking y ciclismo en el Mundial de Aventura Huairasinchi Explorer, el 10 de noviembre de 2014. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 6

Entre 8 y 15 libras pesan las maletas que cada integrante de equipo lleva consigo en el Mundial de Aventura Huairasinchi Explorer. El peso que transportan las damas es distinto al de los varones. Es proporcional. Por lo general, los equipos están conformados por tres varones y una mujer. El aventurero más fuerte puede viajar hasta con 25 libras sobre su espalda.

En esas bolsas, que son impermeables y con las que han cumplido varios entrenamientos, guardan los accesorios permitidos por los organizadores, dependiendo de las modalidades previstas en cada tramo: trekking, kayak, cuerdas y ciclismo de montaña.

Modifican el peso en cada uno de los nueve puntos de transición establecidos en la cita mundialista.
 En los bolsos también almacenan alimentos como geles, barras de granola, polvos proteínicos, agua, enlatados, galletas, plátanos, mandarinas…
 La maleta es indispensable y los acompaña durante el recorrido, en este caso, de 710 kilómetros.

Dependiendo de la ruta el peso se eleva o disminuye, pero por lo general, intentan llevar consigo lo básico. 
Además de la comida, René Ávila, del equipo Wari Moderna Benefit, colocó la bandera de Ecuador.

Su equipo no está ranqueado en el escalafón mundial de aventura, pero él aseguró antes de partir que la izará cuando crucen la meta, que estará ubicada en Mompiche, en Esmeraldas.

Su equipo se formó en el 2013 y aunque se entrenan a diario para competir en estos certámenes, confiesa que no son competidores de élite. Es por eso que su primer objetivo es terminar la carrera en siete días.

La organización espera al ganador el viernes en la tarde o noche.
Para evitar dolores estomacales, los deportistas extranjeros trajeron alimentos propios de sus países.

Gabriela Molina, del equipo Hombres de Maíz, de Guatemala, por ejemplo, llegó al Ecuador con fundas de fréjol y “otras cositas que son nuestros secretos de carrera”. Contó que en este tipo de competencias fusionan la comida deportiva con los productos chatarra.

Unas de las bebidas más habituales entre los deportistas son las gaseosas. 
Los integrantes del equipo italiano Freemindteam: Giuseppe Scotti, Marco Ilario, Laura Scaravonati y Andrea Villa, iniciaron la travesía con medio litro de gaseosa.

Antes de partir también consumieron un plátano que la organización puso a disposición de los competidores en La Mica, en la Reserva Ecológica Antisana, donde se inició la prueba, el domingo.

La alimentación es fundamental para resistir los estragos del cansancio y cambios de temperatura. José Martins Neto, del equipo brasileño Kailash Brou Aventura, contó que él y sus compañeros se alimentan cada hora. “Mi compañera (Mariana Pontes) dice hay que comer y paramos para hacerlo”.

En el recorrido se alimentan con productos ligeros, en carbohidratos y proteínas. Sin embargo, en cada punto de transición tienen la oportunidad de saborear algo más elaborado, ya que a diario queman entre 4 000 y 6 000 calorías.

Gustavo Cevallos, del equipo ecuatoriano Finalín, se sirvió una sopa de pollo en Oyacachi, adonde llegó después de soportar lluvias, producidas en la madrugada. “No sabes lo bien que sabe esto”.

Los integrantes del equipo francés Green Caffte comieron una humita y una taza de café, en San José de Minas. La ‘dieta’ terminará en Mompiche, donde aseguraron que devorarán lo que aparezca en el camino. “Me imagino una pizza”, dijo entre risas Martins Neto.
 En esas maletas también transportan un mapa y la brújula, único accesorio para orientarse.

Les está prohibido usar GPS y otros artefactos que les permita descifrar su ubicación. Ninguno lleva teléfono celular, es por eso que el último contacto que tuvieron con sus familiares fue el sábado, después de la presentación de los equipos en la Plaza San Francisco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)