4 de noviembre de 2015 19:06

Deporte y corrupción: el atletismo también está en el centro de las sospechas

Imagen referencial del 21 de agosto 2015 del presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), Lamine Diack. AFP

Imagen referencial del 21 de agosto 2015 del presidente de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), Lamine Diack. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Después de la FIFA y el fútbol, el atletismo, el principal deporte olímpico, está en el centro de las sospechas: desde hace unos meses, escándalos de corrupción convulsionan las grandes instancias deportivas y revelan prácticas irregulares que contravienen las exigencias de transparencia.

Registros, detenciones, inculpaciones... El vocabulario deportivo se ha ido enriqueciendo con términos jurídicos y cerca del deporte ya no están sólo los aficionados. También agentes del FBI o jueces de instrucción.

La inculpación por la justicia francesa del expresidente de la Federación Internacional del Atletismo (IAAF), Lamine Diack, por corrupción pasiva y blanqueo agravado, llega después del sismo que sacude la FIFA con distintas réplicas desde finales de mayo.

Su emblemático presidente, Joseph Blatter, anunció su marcha de la organización incluso antes de ser imputado por la justicia suiza. Ha sido suspendido de su cargo por la Comisión de Ética de la FIFA, pero 'Sepp' espera abandonar el cargo definitivamente cuando se elija a su sucesor, el 26 de febrero de 2016 con una votación en Zúrich.

Otros altos responsables de la FIFA y del fútbol mundial han sido inculpados y detenidos a pedido de la justicia estadounidense.

"Es duro admitirlo, pero es así, las grandes instancias están corrompidas. Tuvimos un aperitivo con la concesión de los Juegos Olímpicos (de invierno de 2002) a Salt Lake City, aunque desde entonces el COI ha corregido el rumbo", afirma Michaël Tapiro, fundador de Sports Management Tapiro, una escuela internacional (París y Lausana) especializada en la dirección del deporte.

Antes de los Juegos Olímpicos de invierno de Salt Lake City en 2002, dos miembros del Comité de candidatura fueron acusados de pago de sobornos a miembros del COI.

"El combate (contra la corrupción) comenzó hace veinte años, en todos los campos. El deporte estaba algo retrasado, pero ahora hay mucha más información. Es difícil esconder las cosas", analiza Sylvia Schenck, responsable del dosier deportivo de Transparency International, una organización sin ánimo de lucro con base en Alemania especializada en la lucha anticorrupción.

¿Cuestión generacional?
"Hay más presión del público, los políticos y los patrocinadores", apunta.

Diack, de 82 años, Blatter, de 79 años, y antes de ellos Juan Antonio Samaranch (81 años cuando abandonó el Comité Olímpico Internacional): estos dirigentes de avanzada edad han sido acusados a menudo de prácticas clientelistas que abren la puerta al riesgo de la corrupción.

¿Es cuestión por lo tanto de la anterior generación? No, responde Sylvia Schenck, para quien "el riesgo existe en todos los niveles, del más bajo al más alto".

"Cuando más dinero y poder hay, más riesgo de corrupción. Incluso entre las nuevas generaciones, el riesgo sigue ahí. Por eso hay que trabajar en las estructuras, las reglas y la cultura de la organización deportiva", argumenta.

"El modelo deportivo ha sido reinventado a partir de 1945, con los nuevos Juegos Olímpicos y los Mundiales ligados a las retransmisiones televisivas, que los han convertido en eventos planetarios", recuerda Michaël Tapiro. "El sistema ha sobrepasado el simple deporte, con retos financieros enormes, que pueden transformar ciudades o países", subraya.

Ambos expertos creen que las organizaciones deportivas están en un momento clave de su historia. "Soy muy optimista", dice Sylvia Schanck: "Ahora se sabe que se puede tocar a cualquiera en el mundo del deporte, que es legítimo combatir la corrupción".

"Es necesario que haya nuevos dirigentes procedentes del sport business, apasionados que tengan la virtud de poder anunciar sumas y flujos financieros con total transparencia, para que deporte y dinero puedan llevarse bien", estima Michaël Tapiro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)