14 de julio de 2016 13:35

Froome se cayó, perdió su bicicleta pero siguió a pie en el Mont Ventoux

El ciclista británico Christopher Froome (centro), con el 'maillot' amarillo de líder general, corre a buscar otra bicicleta después de caer durante la duodécima etapa de la 103 edición de la carrera de ciclismo Tour de Francia entre Montpellier y chalet-

El ciclista británico Christopher Froome (centro), con el 'maillot' amarillo de líder general, corre a buscar otra bicicleta después de caer durante la duodécima etapa de la 103 edición de la carrera de ciclismo Tour de Francia entre Montpellier y chalet-Reynard. AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El ciclista británico Chris Froome se cayó y corrió durante varios metros en las pendientes del Mont Ventoux, después de chocar con una moto, pero salvó el liderato tras decisión de los comisarios, este jueves 14 de julio del 2016 en la duodécima etapa, que ganó el belga Thomas De Gendt (Lotto).

El incidente, inédito en la historia del Tour, sucedió en el último kilómetro antes de la meta en Chalet Reynard y se produjo cuando el australiano Richie Porte (BMC), que marchaba junto a Froome, chocó contra una moto, que había aminorado la marcha por la masiva presencia de espectadores, según las imágenes de la televisión francesa.

A continuación llegó el líder y también se fue al suelo. Con su bicicleta rota, por el impacto de otra moto, Froome protagonizó una imagen nunca vista. Un 'maillot' amarillo corriendo en solitario por las pendientes del Gigante de la Provenza.

Entonces la organización le dejó una bicicleta y luego su equipo le dio una segunda, que fue con la que entró en meta.

'Lleno de sorpresas'

"El Mont Ventoux está lleno de sorpresas. Tuve que correr, sabía que el auto con mi otra bicicleta estaba muy lejos, cinco minutos por detrás. Estoy muy contento con la decisión de los comisarios, es lo correcto. Se lo agradezco, como a la organización del Tour", dijo.

En una primera clasificación Froome caía a la sexta posición, a 53 segundos del que iba a ser el nuevo líder, el sorprendente británico Adam Yates (Orica).

Tras unos minutos los comisarios decidieron recuperar los tiempos. De esta forma Froome es primero con 47 segundos de ventaja sobre Yates, 54 sobre Quintana (tercero) y 56 con el holandés Bauke Mollema.

El reglamento de las carreras ciclistas prevé que un corredor sea clasificado con el mismo tiempo que los corredores con los que se encuentra en caso de accidente en los últimos kilómetros, pero esta regla no se aplica en las llegadas en alto.

"Fue claramente un accidente. No fue intencionado, nadie puede imaginar que algo así se haga de manera intencionada. Para mí es una decisión justa; Richie, Chris y Mollema eran los mejores hoy, el año que viene Chris completará el maratón de París", explicó entre bromas un satisfecho Dave Brailsford, jefe del equipo Sky.

Escapada victoriosa

En la lucha por la etapa De Gendt, superviviente de la escapada del día que se formó nada más salir de Montpellier, superó en los últimos metros a su compatriota Serge Pauwels, que entró a 2 segundos, y al español Dani Navarro, que lo hizo a 14.

Entre los valientes estaban, además de los tres supervivientes en Mont Ventoux, el alemán Andre Greipel (Lotto) y tres de los mejores franceses, el prometedor Julian Alaphilippe,
Bryan Coquard y Sylvain Chavanel, en busca de la gloria en el 14 de julio, el día nacional.

Esta fue la dinámica del día durante los 130 primeros kilómetros llanos. Quedaba por subir un puerto de cuarto, otro de tercera y como colofón el Mont Ventoux, calificado como fuera de categoría.

A falta de 30 kilómetros, en el descenso del Col de Trois Termes, el segundo del día, se produjo una caída en el grupo de los favoritos, tras un resbalón del australiano Simon Gerrans. Tres hombres del Sky se vieron implicados y Froome perdió por momentos el contacto con Quintana para esperar a sus compañeros.

El equipo Movistar reaccionó con deportividad y pasó a liderar el grupo de favoritos, pero bajó el ritmo hasta que se incorporaron los hombres descolgados por la caída.

En las ventosas laderas del Mont Ventoux Quintana probó por primera vez en el Tour a Froome. Lo hizo en dos ocasiones y en ninguna logró abrir hueco.

"Fue muy apresurado atacar desde allí, su equipo me ha neutralizado y me he dejado algunas balas que al final me hicieron falta", dijo el colombiano.

Finalmente fue el británico, con su característico pedaleo acelerado en montaña, el que dejó atrás al colombiano, que el viernes afrontará la primera contrarreloj del Tour (37,5 km.) con casi un minuto de atraso sobre su gran rival.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)