30 de septiembre de 2016 00:00

Los Centros de Alto Rendimiento se activaron durante los Juegos Prejuveniles y Juveniles

Los voleibolistas de Manabí fueron los últimos en ocupar las instalaciones del CEAR de Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Los voleibolistas de Manabí fueron los últimos en ocupar las instalaciones del CEAR de Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
Manuel Quizhpe

Durante 41 días, 4 700 visitantes, entre deportistas y entrenadores, llegaron al Azuay para participar en los
Juegos Nacionales Prejuveniles y Juveniles. De ese número, la mayoría ocupó el Centro de Entrenamiento para el Alto Rendimiento (CEAR) de Cuenca.

Como pocas veces, seleccionados de 18 disciplinas coparon las habitaciones, el comedor, la piscina semiolímpica, el centro médico... Su uso dependió del calendario de competencias. Este edificio tiene seis plantas y su capacidad de alojamiento es para 292 personas.

En la primera semana de realización de los Juegos, por la cantidad de deportistas de todas las provincias, se ocuparon algunos hoteles de Cuenca. También se alojaron en Gualaceo y Paute, cantones azuayos que fueron subsedes del certamen que culmina hoy en la capital azuaya, con las finales de baloncesto y voleibol.

Algo parecido ocurrió entre el 19 de noviembre y 6 de diciembre del 2015, durante los Juegos Nacionales de Menores. Los centros de Durán (Guayas), Rioverde (Esmeraldas) y Carpuela (Imbabura) recibieron a
2 000 deportistas.

Según Rafael Tamayo, gerente de la empresa pública
​CEAR EP
, el promedio de ocupación de los centros de Cuenca, Durán, Rioverde, Carpuela y Macas llegó al 36% en el 2015. Mientras en este año, hasta mediados de septiembre, la cifra ascendió al 65%.

El incremento del uso de los centros se evidencia con la organización de los Juegos Nacionales, en las categorías Menores, Prejuveniles y Juvenil. También se activan con los torneos internacionales que se organizan en Ecuador. Por ejemplo, en marzo del 2016, se realizó el Gran Prix Sudamericano Juvenil de Atletismo en Cuenca, cuyos seleccionados de los países participantes utilizaron sus instalaciones.

Según Julio Escudero, presidente de la Federación Ecuatoriana de Karate (FEK), en el Plan Operativo Anual (POA) se establece una cantidad de dinero para el uso de los centros por parte de las ecuatorianas por deporte. Si se supera el presupuesto, cada entidad debe cubrir el saldo.

Eso ocurrió con la FEK, hace un mes, cuando ocupó el centro de Durán con una delegación de 90 personas, entre deportistas y técnicos. Lo hicieron con motivo del Panamericano Juvenil de Karate que se cumplió en Guayaquil. "Las instalaciones son buenas, la alimentación es normal y los costos son convenientes".

También hay la presencia de clubes, como ocurrió a finales del mes pasado, cuando el plantel profesional de Liga de Quito visitó por una semana las instalaciones de Rioverde. En el resto del año, los deportistas élite son los principales usuarios. Ellos aprovechan los avanzados equipos tecnológicos y médicos y su infraestructura. La presencia de deportistas extranjeros aún no se consolida, como es la aspiración.

La empresa pública CEAR EP se creó en septiembre del 2014, con un patrimonio de USD 89 millones, que incluye infraestructura, activos y capital de trabajo operativo. Entre sus funciones están administrar los cinco centros y brindar servicios integrales a deportistas nacionales y extranjeros.

Hay otras actividades: desarrollar la investigación científica deportiva, orientada a proyectos relacionados con el rendimiento deportivo. Buscar estrategias y tácticas que conduzcan al desarrollo de los centros. Detectar talentos y brindar condiciones óptimas para los seleccionados élite.

El presupuesto anual es de USD 3 340 275, que contempla pago de personal, mantenimiento, cupos a federaciones provinciales y ecuatorianas por deporte… Laboran 108 personas en las áreas administrativas y de apoyo, en los cinco centros. La asignación es entregada por el Ministerio del Deporte para su funcionamiento y gestión.

Hace más de dos meses, la Federación Deportiva del Azuay (FDA) entregó en comodato por 50 años la edificación del CEAR de Cuenca al Ministerio de Deportes. Según el ministro Xavier Enderica, si no se firmaba el convenio la FDA tenía que administrar el centro con un costo cercado a los USD 500 000 al año.

Tras la firma del comodato, Enderica entregó 800 cupos para que los deportistas azuayos utilicen gratuitamente las instalaciones de los cinco centros, según las necesidades. El exnadador explicó que "esto representa un aporte estimado de USD 44 000". Es decir, USD 55 por atleta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)