21 de noviembre de 2014 14:15

Audi TT se reiventa, pero es fiel a su origen

Las líneas afiladas del frontal le confieren una apariencia más agresiva, que sugiere un alto desempeño.

Las líneas afiladas del frontal le confieren una apariencia más agresiva, que sugiere un alto desempeño.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Quito

Fernando Robayo C. Editor CARBURANDO

Avalado por las cerca de 500 000 unidades vendidas en todo el mundo desde 1998, el Audi TT de tercera generación llegó a los concesionarios europeos de la marca el mes pasado.

Presentado como primicia mundial en el Salón de Ginebra de este año, el flamante cupé alemán mantiene la propuesta de sus antecesores como un bólido compacto, estéticamente atractivo, divertido de conducir y asequible en comparación con otros deportivos.

Las dimensiones generales presentan ligeras variaciones respecto del TT de segunda generación, lanzado en el 2006. No obstante, a diferencia de aquel, está fabricado sobre la plataforma modular MQB que emplean varios modelos del Grupo Volkswagen y que permitió incorporar mejoras tecnológicas.

Fabricada con una mezcla de aluminio y acero reforzado, permitió rebajar 50 kilos en comparación con el modelo al que reemplaza (hasta los 1 230 kg de peso vacío), pero a la vez aumentó la rigidez estructural del auto en un 23%.

Según el respresentante local de Audi, las primeras unidades del TT llegarán al país a partir de febrero.

Según el respresentante local de Audi, las primeras unidades del TT llegarán al país a partir de febrero.

En cuanto a la estética, los principales cambios se aprecian en los grupos ópticos. Los faros delanteros son más afilados e incluyen luces diurnas con la nueva tecnología Matrix Led. Estos, junto con una nueva mascarilla más grande, cromada y de forma hexagonal, confieren al frontal un aspecto más agresivo e imponente.

Detrás, los faros de nuevo diseño presentan una novedad llamativa. Las luces intermitentes, en lugar de parpadear, se encienden por líneas desde adentro hacia afuera, indicando la dirección que tomará el vehículo cuando se trata de las direccionales.

Desde una perspectiva lateral, el nuevo TT muestra una silueta muy similar a la de los TT de primera y segunda generaciones, aerodinámica y con una pronunciada caída del techo hacia la parte posterior.

En el interior del TT están las modificaciones más significativas. El diseño del tablero de instrumentos ahora luce minimalista y orientado hacia el conductor, con el fin de simplificar la manipulación de los controles de las funciones.

En lugar de la tradicional pantalla informativa situada en la parte superior de la consola central que llevan otros modelos de Audi, el nuevo TT incluye lo que la marca denomina ‘Virtual Cockpit’.
Este dispositivo integra el sistema de infoentretenimiento con los relojes indicadores de las diferentes funciones del vehículo en una pantalla digital ubicada dentro del cuadro de instrumentos.

Según el fabricante alemán, el tener toda la información que se requiera detrás del volante contribuye a que el conductor mantenga la atención hacia el frente.
En cuanto a la mecánica, el TT estará disponible con tres opciones de motorización, todas turboalimentadas. La primera corresponde a un propulsor de diésel de 2,0 litros, capaz de entregar 184 caballos y 380 Nm de torque. La segunda, de gasolina, declara una cilindrada de 2,0 litros, una potencia máxima de 230 caballos y un torque de 370 Nm.

El diseño del interior, aunque lujoso, es mucho más sencillo. Todas las funciones ahora se muestran en la pantalla del cuadro de instrumentos.

El diseño del interior, aunque lujoso, es mucho más sencillo. Todas las funciones ahora se muestran en la pantalla del cuadro de instrumentos.

El propulsor más potente está reservado para la variante TTS, la más deportiva de la gama, y es un TFSI de gasolina de 2,0 litros que desarrolla 310 caballos de potencia y 380 Nm de torque.
Todos los motores están asociados de serie a cajas de cambio manuales de 6 velocidades, pero, opcionalmente, los dos de gasolina pueden llevar una transmisión automática S Tronic de 6 marchas con doble embrague y función manual mediante paletas situadas detrás del volante. También es opcional la tracción total quattro en el 2,0 TFSI, que es de serie en el TTS.

Gracias a una invitación de Germanmotors, representante de Audi en Ecuador, asistimos a la presentación del nuevo TT ante la prensa especializada del mundo en Marbella, España. Ahí, los responsables del modelo brindaron a los presentes una explicación técnica de su desarrollo y principales características, antes de facilitarnos varios ejemplares para realizar una breve primera toma de contacto con el auto en las cercanías del hotel.

Al día siguiente, divididos en parejas y con los navegadores de los autos previamente programados, los periodistas nos trasladamos en los autos hasta la localidad de Ronda, situada aproximadamente a 65 kilómetros al noroeste de Marbella, a través de una carretera ascendente y estrecha.

La ruta fue ideal para poner a prueba la potencia y agilidad del TT, que gracias a su perfecta combinación entre gran potencia, tamaño compacto y ligereza ofrece una conducción fácil y divertida y transmite una sensación de mucha seguridad a los ocupantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)