23 de julio de 2015 16:26

El plusmarquista ecuatoriano de las montañas explica el desnivel positivo

Los organizadores del triple kilómetro vertical K3 Red Bull lo invitaron a participar de esa popular carrera, en Italia, el 8 de agosto.

Los organizadores del triple kilómetro vertical K3 Red Bull lo invitaron a participar de esa popular carrera, en Italia, el 8 de agosto.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 10
Carlos Augusto Rojas
Quito 

El ecuatoriano Karl Egloff competirá el próximo mes en una emblemática carrera con tres mil metros de desnivel positivo. ¿Qué significa eso?

El hombre que sube y baja a toda velocidad las montañas, que tiene récords mundiales en el Aconcagua y en el Kilimanjaro, las mayores elevaciones de América y de África, nos explica este término tan utilizado en los retos de trail running y de aventura.

Los organizadores del triple kilómetro vertical K3 Red Bull lo invitaron a participar de esa popular carrera, en Italia, el 8 de agosto.

"Es una prueba de tres km verticales, es decir 3 000 metros de desnivel positivo con 9 kilómetros de distancia. Qué quiere decir esto. Por ejemplo, los 3 km de desnivel son como subir tres veces desde la avenida América hasta las antenas del Pichincha.

En Italia, la partida estará a 500 metros y se llegará a 3500 metros de altura. Es tan empinada la competencia, que en muchos lugares ni siquiera hay senderos", explicó el deportista que planifica participar ligero.

Durante la prueba él llevará una camiseta, una pantaloneta, bastones, dos geles y un envase con agua.

Después de los récords busca subir de peso

Egloff logró el pasado 19 de febrero un nuevo registro mundial en la modalidad de ‘speed climbing’, al subir y bajar del Aconcagua en 11 horas y 52 minutos.

En el 2014 también consiguió una hazaña similar en el Kilimanjaro, el más grande de África. En ambas ocasiones mejoró el tiempo que registró el español Kilian Jornet, afamado deportista con múltiples marcas mundiales.

Semanas atrás ambos montañistas coincidieron en Europa, se conocieron y hasta grabaron un comercial de una marca de relojes de alta montaña.

Incluso conversaron sobre realizar proyectos extremos juntos en un futuro cercano.

Mientras aquello ocurra, Egloff quiere subir de peso.
Para lograr sus récords adelgazó hasta el límite para buscar ligereza y velocidad.

Ahora, por el contrario, pretende subir algunos kilos sin dejar de entrenarse para sus próximos desafíos. Entre estos, la conquista del récord de velocidad en el Mont Blanc (Europa) en el 2016.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)