12 de enero de 2017 22:09

El 'espíritu Dakar' de Peterhansel fue premiado con etapa y liderato del rally

Imagen del accidente entre Stéphane Peterhansel (autos) y el esloveno  Simon Marcic, a la altura del kilómetro 83 de la especial de 449 kilómetros, tomada de la cuenta de Twitter @ElinformanteUS

Imagen del accidente entre Stéphane Peterhansel (autos) y el esloveno Simon Marcic, a la altura del kilómetro 83 de la especial de 449 kilómetros, tomada de la cuenta de Twitter @ElinformanteUS

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El 'espíritu Dakar' de Stéphane Peterhansel, socorrer a un colega caído, fue premiado por la organización de la edición 2017 del rally: el francés se adjudicó la victoria de la décima etapa y asumió de nuevo el liderato en autos, a dos días del emocionante final en Buenos Aires.

'Peter' chocó su Peugeot de frente con el motociclista esloveno Simon Marcic a la altura del kilómetro 83 de la especial de 449 km entre Chilecito y San Juan, en el noroeste de Argentina, provocándole la fractura abierta de tibia y peroné de la pierna izquierda.

Tras la colisión, Peterhansel y su copiloto, el también francés Jean Paul Cottret, descendieron de su vehículo y permanecieron por al menos unos 15 minutos prestándole los primeros auxilios a Marcic a la espera de los paramédicos de la carrera.

"Frené completamente y lo atropellé. Quedó debajo del auto. No pude parar antes. Estaba consciente y nos hemos quedado con él hasta que ha llegado el servicio médico (...) Después de algo así resulta muy difícil volver a concentrarse en la carrera ", resumió 'Míster Dakar' el incidente.

El GPS del defensor del título en autos fue revisado por la organización en el vivac en San Juan (1 110 km al noroeste de Buenos Aires) y se determinó el tiempo de asistencia y el lugar donde se detuvo.

Según el reglamento de la carrera, el piloto que se detiene para asistir a un competidor accidentado o herido por más de 3 minutos, el tiempo que pierda se le retribuirá cuando finalice la jornada.

Con esta decisión, Peterhansel, campeón del Dakar en 12 ocasiones -seis en autos y seis en motos-, se llevó la victoria en la décima etapa con un tiempo de 4 horas, 47 minutos, 0 segundos (04:47:00), seguido por su compañero de equipo Sebastien Loeb, entonces ganador de la jornada, a 7:28, mientras que el también galo Cyril Despres (Peugeot) conservó el tercer lugar pero a 10:01.

'Peter', que era segundo en la general antes de la largada, es el nuevo líder de la categoría en detrimento de Loeb, que ahora lo escolta a 5:50, mientras que Despres es tercero a 25:40.

"He perdido el liderato del rally en la primera de las dos especiales, sobre todo frente a la navegación de Stéphane. Creo que nunca he corrido tan rápido en el Dakar. Hemos atacado al máximo, del primero al último metro. He hecho todo lo que he podido, pero tengo la impresión de que no será suficiente", se lamentó Loeb.

Sunderland ve cerca el título

El español Joan Barreda (Honda), que había finalizado segundo en la décima etapa en motos, fue declarado vencedor de la jornada al ser retirada la victoria al francés Michael Metge (Honda) por saltarse un 'Way Point' (punto de control).

Metge había sido el mejor en el tramo cronometrado de 449 km entre Chilecito y San Juan, noroeste de Argentina, pero la organización determinó que el galo no cruzó por un paso obligado marcado en el 'Road Book' (libro de ruta).

Con esta decisión, Barreda se quedó con la victoria, su tercera en esta edición del Dakar, con un tiempo de 5 horas, 49 minutos, 45 segundos (05:49:45), seguido por el eslovaco Stefan Svitko (KTM), a 24 segundos, y por el argentino Franco Caimi (KTM), a 3:48.

Metge, que recibió una hora de penalización, descendió al puesto 24 de la etapa a 59 minutos de Barreda.

El inglés Sam Sunderland (KTM), que se ubicó duodécimo a 17 minutos de Barreda, amplió su diferencia en el liderato de la categoría: el austríaco Matthias Walkner (KTM) lo escolta a 30 minutos, mientras que el español Gerard Farres Guell (KTM) es tercero a 38:43. Barreda es quinto en la general a 53:47.

"Ha sido una jornada de locos, con una navegación muy delicada", comentó Sunderland. "Cuando vas delante y empiezas a tener problemas, es difícil permanecer concentrado. Empiezas a estresarte y haces tonterías. Nunca he logrado terminar el Dakar y hace falta permanecer bien concentrado el último día", agregó.

Al término de la especial, Svitko abandonó la prueba al desmayarse como consecuencia del agotamiento físico y el fuerte calor en la zona (41°C), por lo que fue evacuado en ambulancia a un hospital en San Juan (1.110 km al noroeste de Buenos Aires).

A su vez, el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna) que marchaba en el segundo lugar de la general antes de la largada, a casi 21 minutos de Sunderland, abandonó la carrera al sufrir un traumatismo craneal producto de una fuerte caída durante la especial.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)