6 de marzo de 2015 12:26

El ecuatoriano Byron Piedra apuesta a domesticar la fiera llamada maratón

Byron Piedra

Byron Piedra pertenece al equipo ecuatoriano que clasificó al Mundial de Cross Country. Foto: Archivo/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE
México

El atleta ecuatoriano Byron Piedra sabe que la carrera de maratón es como una fiera difícil de domesticar, pero después de haberse enfrentado a ella un par de veces siente que puede conseguir el milagro, aunque quizás le tome tiempo.

"Es una prueba impredecible, sin embargo tengo con qué. Me voy a Berlín en septiembre y espero bajar de 2h 10 contra los mejores del mundo", dijo Piedra, quien el pasado domingo terminó segundo en el Maratón de Lala, en Torreón, México, con 2h 14:39.

De una manera inteligente, como si llevara años en la competición de los 42 kilómetros 195 metros, Byron, originario de Cuenca, mostró mucha paciencia en Torreón; se mantuvo en el pelotón sin aspavientos y solo después del kilómetro 30 atacó.

A partir de ahí, el keniano Erick Mose aguantó las provocaciones del sudamericano y al llegar al kilómetro 42 los dos se fueron con todo hacia la meta, en un esprint en el que el africano se impuso por un segundo, el mejor cierre de la justa en los últimos 14 años.

"Pude bajar de 2h 12, pero salimos lento y luego la prioridad fue buscar la victoria. Ahora saco experiencia de lo sucedido y confío en este mismo año acercarme a 2h 08", cuenta. En estos días Byron cumple un campamento en Toluca, México, donde realiza entrenamientos ligeros a 2 600 metros de altura para recuperarse del esfuerzo del domingo y pronto iniciar la preparación para intentar ganar los 10 000 metros planos de los Juegos Panamericanos de Toronto, su meta antes de correr en Berlín.

"Trabajaré para rebajar en mayo mi mejor registro en 10 000 metros planos, 27:32:59 minutos, y luego buscaré la medalla de oro en esa prueba en Toronto. Será complicado, el mexicano Juan Luis Barrios, el canadiense Cameron Levis, los
estadounidenses y otros serán contrarios duros", asegura.

El mexicano Rafael Martínez, entrenador de Piedra, piensa que el ecuatoriano puede dar mucho todavía en la competencia de las 25 vueltas a la pista, pero lo conseguido el pasado fin de semana en Torreón deja claro que su futuro será en maratón.

"No conoce la prueba todavía y tiene gran margen para mejorar; es ese tipo de atleta disciplinado, ordenado, que siempre va para adelante", comenta Martínez, quien llevó al corredor a monarca de los Juegos Sudamericanos de marzo pasado en Chile.

Es Byron el mejor corredor de distancias largas de Ecuador en la historia, pero se comporta como un inconforme y a corto plazo confía en convertirse en el maratonista más rápido de América Latina, lo cual es probable que consiga si cumple sus objetivos en Berlín.

Hace poco el atleta aprendió que el maratón es un amor a veces torcido, que da satisfacciones como la del domingo, y también tristezas como la del pasado 12 de octubre cuando se equivocó en el Major de Chicago y terminó en la ubicación 77 con
2h 29:29.

"Cometí el error de ponerme unas mangas compresoras que me cortaron la circulación; pasé la primera mitad en 1h 05:46 cerca de los japoneses que iban en el segundo grupo y a partir de ahí me fue mal", cuenta.

El primer día del presente mes de marzo se sacó la espina y solo cedió por un segundo ante el keniano Mose, que tiene más oficio y muchos kilómetros acumulados en su cuerpo, sin embargo haber mejorado su marca personal es solo una parada en el camino antes de ir por la grande. "Soy un poco soñador y mis sueños suelen cumplirse", asegura, sin miedo ante la opción de mirarle a los ojos a la fiera.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)