23 de julio del 2016   00:00

Perú: Identifican a los dos mexicanos y dos peruanos que murieron tras avalancha

Imagen tomada de la cuenta de Twitter @Cieminfo de la la avalancha ocurrida en el nevado Huascarán de Perú.

Imagen tomada de la cuenta de Twitter @Cieminfo de la la avalancha ocurrida en el nevado Huascarán de Perú.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 13
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Agencia AFP

La policía peruana rescató e identificó los cuerpos de los dos montañistas mexicanos y dos peruanos que fallecieron tras una avalancha cuando escalaban el nevado Huascarán, en la región Ancash.

Se trata de los mexicanos Carlos Guido Belkotosky y
José Miguel Mendoza Paulin y de los guías peruanos Hilberto Loli Sánchez y Julio Suárez Rey, confirmó el viernes en un comunicado la Asociación de Guías de Montaña del Perú.

En tanto, otros cinco sobrevivieron al accidente: los españoles Xavier Gualarte Peiro y Marc Veza Rodiño, los guías peruanos Santiago Cochachin Albino y Marino Caldúa Milla, además del mexicano Rubén Jaén Castaño.

"Fue una tragedia muy grande, estoy consternado por la pérdida de mis dos compañeros, por su familia. Y para mí es una responsabilidad enorme, no sé por qué estoy vivo. Ahora me toca hacer el bien por tres personas, no sólo por mí", dijo Jaén a la prensa en Huaraz, ciudad cercana al nevado.

El accidente ocurrió la mañana de martes en una zona conocida como la 'Canaleta' o la 'Garganta', a unos 5.800 metros de altura, cuando los montañistas se preparaban para empezar a colocar las cuerdas y seguir escalando.

"Cerré los ojos. Los bloques eran del tamaño de un refrigerador, un carro (...) Por milagro de Dios salí vivo. Yo nada más clavé mi piolet (pico), aseguré mi casco, sentí los golpes y empecé a rodar en medio de la oscuridad, quedé colgado de cabeza de las cuerdas", explicó.

Contó que unos alpinistas australianos lo encontraron y lo bajaron. Perdió una bota y un guante y lleva un ojo morado por los golpes. Jaén admitió que eran conscientes del peligro al que se exponen como montañistas. "Son cosas de la naturaleza", agregó.

El mexicano felicitó la rápida reacción de los rescatistas peruanos, que llegaron al lugar del accidente en 3 horas, pese a las dificultades que conlleva una acción así en medio de un nevado.

En agosto de 2015, tres turistas ecuatorianos se extraviaron cuando escalaban una de las paredes de la sección sur del nevado Huascarán, de 6.768 metros de altura. Sus cuerpos fueron hallados cuatro días después.

El Huascarán es un macizo ubicado en la cordillera occidental de los Andes peruanos y es el nevado del país más visitado por los alpinistas extranjeros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (4)