5 de agosto de 2016 00:00

Decepciones de Brasil, Argentina y México en su debut en el fútbol 

Neymar (der.)  disputa el balón con Abbubaker Mobara el 4 de agosto del 2016 en los Juegos de Río 2016.  Foto: Evaristo Sa/ AFP

Neymar (der.) disputa el balón con Abbubaker Mobara el 4 de agosto del 2016 en los Juegos de Río 2016. Foto: Evaristo Sa/ AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 5
Agencia DPA

Brasil, Argentina y México, tres de los grandes favoritos al título en el fútbol olímpico, debutaron con decepción los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La peor parada fue la Albiceleste, que cayó 2-0 ante Portugal el 4 de agosto del 2016.  Brasil y México no pudieron pasar del empate ante Sudáfrica y Alemania, respectivamente.

Colombia y Suecia también igualaron 2-2.

Los anfitriones, liderados por el astro Neymar, no pudieron siquiera marcar un gol ante un rival en apariencia accesible pese a que jugaron desde los 60 minutos con un hombre más por la expulsión de Mothobi Mvala en la visita.

El atacante Gabriel Jesus falló la ocasión más clara en el minuto 24 del segundo tiempo del partido disputado en Brasilia, cuando mandó una pelota al palo estando completamente solo a unos dos metros del arco, sin guardameta. "Estoy avergonzado, perdí una oportunidad que no acostumbro perder", lamentó Gabriel Jesus tras el partido. "No voy a dormir hoy", dijo el delantero, que acaba de ser fichado por el Manchester City.

A Brasil tampoco le sirvieron los cinco minutos de adición del árbitro español Antonio Mateu Lahoz. "Sin juego bonito", resumió el portal de noticias UOL. "Neymar no cautivó", consideró por su parte el diario "Lance!". El astro "buscó el partido todo el tiempo", pero "perdió varias bolas", analizó. El comienzo no fue el esperado por Brasil, que aspira a lograr en los Juegos de Río de Janeiro el primer oro de su historia y saldar así una vieja deuda de su laureado fútbol.

El título olímpico es el único trofeo que falta en las vitrinas del pentacampeón mundial, pese a que estuvo en numerosas ocasiones cerca de lograrlo. Desde su primera vez en una cita olímpica, en Helsinki 1952, Brasil sumó tres medallas de plata (Los Angeles 1984, Seúl 1988 y Londres 2012) y dos de bronce (Atlanta 1996 y Pekín 2008). Pero el encuentro demostró que Brasil deberá mejorar mucho si quiere colgarse el oro el 20 de agosto en el legendario Maracaná, el único objetivo posible para los locales.

El público, disconforme, incluso despidió al conjunto verdeamarelo con silbidos en el Estadio Mané Garrincha de Brasilia. Neymar, que priorizó disputar los Juegos por encima de la Copa América Centenario pese a ser un torneo que juegan equipos Sub 23, saltó hoy al campo como capitán del equipo dirigido por Rogério Micale.

En el otro partido del Grupo A, Irak y Dinamarca empataron más temprano también sin goles en el mismo escenario, lo que deja la zona completamente igualada. Brasil se enfrentará en su segunda presentación el domingo a Irak.

Peor le fue a Argentina, que cayó sorpresivamente ante Portugal. Los goles de Paciencia y Pité en los minutos 65 y 82, respectivamente, y en ambos casos con remates desde afuera del área, le dieron un merecido triunfo al conjunto dirigido por Rui Jorge en el estadio Engenhao de Río de Janeiro. Ruidosamente apoyado por la parcialidad brasileña,
Portugal fue superior a Argentina, sobre todo en la primera mitad. Bien plantado en el campo, sus volantes se hicieron dueños de la pelota desde el inicio y casi monopolizaron su tenencia. El partido pareció cambiar de rumbo en el arranque del complemento, pero fueron los lusos los que se adelantaron y poco a poco fueron cerrándose atrás. Argentina parecía cerca del empate, pero un error de Rulli a disparo de Pité se transformó en el 2-0 definitivo.

Golpe duro para Argentina en el arranque y gran envión para las aspiraciones de Portugal en el grupo D, en donde la victoria de Honduras sobre Argelia en el primer turno del día por 3-2 garantiza lucha hasta el final.

México, último campeón olímpico, inició su aventura en Río 2016 con un empate por 2-2 contra Alemania en Salvador de Bahía.

El 'Tri', que volvió a reposar en la figura de su estrella Oribe Peralta, autor de uno de los goles (52 minutos), no pudo defender dos ventajas en el resultado y cedió dos puntos en los últimos 12 minutos de juego. Pese a la igualdad, el atacante del América reeditó así su idilio olímpico con el conjunto nacional de su país. Cuatro años atrás, anotó los dos goles de la final de Londres 2012, en la que su equipo derrotó por 2-1 a Brasil, y ahora ya acumula cinco tantos en todas sus participaciones olímpicas. El segundo gol del equipo conducido por Raúl Gutiérrez fue convertido por Rodolfo Pizarro (61'). En tanto, los germanos lograron igualar el duelo en dos oportunidades mediante los tantos de Serge Gnabry (58'), quien ingresó desde el banquillo, y Matthias Ginter (78'). Los partidos del fútbol masculino de Río 2016 se disputan además de en Río también en Brasilia, Belo Horizonte, Sao Paulo, Salvador y Manaos. Los primeros Juegos Olímpicos celebrados en un país sudamericano empiezan el viernes y terminan el 21 de agosto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)