16 de agosto de 2015 00:00

Proceso de Registro Civil y FEF verifica los datos de identidad a juveniles

Centenares de jóvenes acudieron a las pruebas de Liga de Quito, el lunes, 10 de agosto de 2015, para buscar un espacio en el plantel quiteño. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Centenares de jóvenes acudieron a las pruebas de Liga de Quito, el lunes, 10 de agosto de 2015, para buscar un espacio en el plantel quiteño. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Álex Puruncajas
apuruncajas@elcomercio.com

Los futbolistas juveniles se integran a los clubes de Primera División por sus condiciones deportivas o luego de superar pruebas exigentes. Ahora, para continuar en esos planteles, también deberán tener una cédula de identidad en la cual conste que su ocupación y profesión es de futbolista.

Ellos obtendrán ese documento luego de cumplir un proceso implementado por el Registro Civil del Ecuador y la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Esto surge en medio del escándalo de tres juveniles Sub 17 (Andy Casquete, Mateo Tello y Josué Cortez) suspendidos por la Ecuafútbol.

Las inconsistencias de documentación de los futbolistas nacionales se registran desde 1999 en el país. En los últimos 16 años, al menos unos 20, fueron sancionados por irregularidades en sus papeles.

Uno de los primeros casos que tomó trascendencia fue el de Moisés Cuero, en 1999. Entonces, se determinó que tenía otro nombre y era mayor de edad. Pero dirigentes consultados apuntan a que esto persiste en la actualidad y apuntan a que es un problema estructural que involucra a la Ecuafútbol y el Registro Civil.

Los últimos casos, como el de Casquete -seleccionado Sub 17- reactivaron la polémica.

En este escenario, la FEF y el Registro Civil establecieron un convenio para validar los documentos de los futbolistas registrados por equipos juveniles y de Primera. “Quienes no pasen este proceso de validación van a permanecer en suspenso por parte de la FEF”, advirtió Juan Pablo Álava, coordinador jurídico del ente estatal.

Los primeros que pasarán este proceso serán todos los que ya forman parte de los 12 planteles de la Serie A. Se calcula que serán más de 100, ya que cada uno de los clubes, al menos cuenta, con seis jugadores menores de 18 años.

Ellos se entrenan y juegan con los planteles por la regla que estipula que un menor de 18 años debe estar 45 minutos en los cotejos del Campeonato.

Desde mañana, los Sub 18 de los clubes de Pichincha y Tungurahua deberán acudir, a las 10:00, a la Casa de la Selección. La FEF envió las notificaciones para que ellos se presenten.

Liga de Quito, por ejemplo, recibió la notificación para que Hancel Batalla, Pervis Estupiñán y Harold Carcelén vayan a la Casa de la Selección.

Estupiñán es titular en el cuadro albo y uno de los jugadores claves en el esquema del DT argentino Luis Zubeldía.

El club, según explico Juan Carlos Neira (presidente de las formativas de LDU), no recibió más pedidos. El dirigente expresó que espera que el proceso sirva para solucionar el problema. También, confió en que “se llamen a los jugadores de todos los planteles”.

El resto de clubes de Pichincha también enviará a los futbolistas menores de edad para que se somentan a la verificación de sus documentos.

La huella dactilar es clave

En la Ecuafútbol están registradas las fichas de 2 777 jugadores de entre 12 y 21 años.

Ellos pertenecen a equipos de las categorías Sub 12, Sub 14, Sub 16 y Sub 18. Asimismo, integran los planteles de la Serie A. Esto sin contar los jugadores de los torneos de la Serie B, Reserva y de la Segunda categoría.

Ellos tendrán que registrar su huella dactilar en un lector biométrico, como parte del proceso de validación de datos empleado por el Registro Civil.

La información de las huellas de los futbolistas será rastreada por un sistema informático -utilizado en el mundo para identificar sospechosos- y se comparará con la del Registro Civil del Ecuador.

Los datos servirán para establecer “armonía en sus documentaciones”, explicó Álava.

En caso de que los jugadores superen el proceso obtendrán su nueva cédula. La información se remitirá a la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

El ente, entonces, tendrá en su poder la documentación electrónica de los juveniles indagados. El propósito es que los jugadores ya no tengan documentos de papel. Según Álava, esto permitía que se adulteraran documentos.

Jaime Zambrano, presidente de la Comisión de Investigación de la FEF, aspira a cumplir el proceso hasta noviembre. Aspira que se incluya a los jugadores de Segunda.​

Casos más notorios por problemas de identidad:

Moisés Cuero 
En 1999, se conoció que tenía 20 años (no 17) y se llamaba Alberto. Fue suspendido seis meses.

Caso ‘Mellizos’
En 1999, Carlos y Andrés Quiñónez fueron suspendidos seis meses. No eran hermanos.

Walter Ayoví
La FEF lo sancionó seis meses, en el 2000. Jugaba como Walter Corozo y tenía otra edad.

José Tenorio
En el 2000, fue suspendido seis meses. Se conoció que tenía dos cédulas de identidad.

Vladimir Montaño
Jugó como Sub 17 en 1999 como Éderson Sánchez Montaño. Fue suspendido un año.

Fabricio Arcos
Fue suspendido un año, en 1999. Jugó en la Sub 17 con el nombre de un fallecido.

Marcel Ante
Jugó en la Sub 17, en 1999, con el nombre de un fallecido. Recibió un año de sanción.

A. Domínguez
Fue sancionado por dos años, que se redujeron a 6 meses, por doble documentación.

Ángel Cheme
Fue suspendido un año. Antes fue registrado en Aucas con el nombre de Gonzalo Chila.

Andy Casquete
El seleccionado Sub 17 fue suspendido un año. Se hizo pasar como de 17 años, pero tiene 20.

Mateo Tello
Fue sancionado seis meses por la FEF. Se determinó que jugaba con otro nombre.

Josué Cortez
Se detectó que tenía otro nombre y fue suspendido seis meses por la Ecuafútbol.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)