8 de agosto de 2014 22:16

D. Cuenca remontó el marcador ante El Nacional y sumó su cuarto triunfo local

Deportivo Cuenca y El Nacional jugaron en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. Foto: Xavier caivinagua / EL COMERCIO

Deportivo Cuenca y El Nacional jugaron en el estadio Alejandro Serrano Aguilar. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Redacción Cuenca

Con carácter, técnica y derroche de esfuerzo, Deportivo Cuenca remontó un marcador en contra del primer tiempo y sumó tres puntos significativos en su afán de salir del sótano. Ganó 2-1 a El Nacional, este viernes 8 de agosto, y contabilizó su cuarto triunfo consecutivo en el estadio Alejandro Serrano Aguilar.

Al término de la primera etapa, el conjunto militar se fue al camerino con una victoria de 1-0 con gol del delantero juvenil Felipe Mejía, marcado a los 43 minutos.

El partido jugado ante unos 7000 espectadores abrió la segunda etapa del campeonato nacional de fútbol. Hubo drama en los últimos minutos del compromiso.

En los primeros 45 minutos, ambos equipos buscaron el arco contrario, aunque el conjunto militar llegó con mayor claridad a la portería de Hamilton Piedra.

El técnico interino del equipo visitante, Álvaro Proaño, puso atacantes veloces para aprovechar la lentitud de los defensas locales. Los visitantes desbordaron con facilidad por los todos sectores del campo de juego, especialmente por la izquierda.

El conjunto colorado tuvo una sola llegada clara de peligro a través del delantero franco-argentino Hugo Bargas, cuyo remate registrado a los 15 minutos fue desviado al tiro de esquina. La escuadra dirigida por el argentino Guillermo Duró exageró en el toque intrascendente de balón, que en su mayoría terminó en los pies de los rivales.

Marvin Pita, como en otras ocasiones, originó las principales de jugadas de peligro con remates de larga distancias y con pases precisos a sus compañeros. Precisamente de su pie derecho surgió el gol de Mejía, quien aprovechó un centro aéreo y una desconcentración defensiva. A los 43 minutos, el baló pasó por encima del cuerpo de Piedra y se marcó el 1-0.

En el segundo tiempo, Deportivo Cuenca adelantó sus líneas y empezó a generar jugadas de peligro. Sin embargo, El Nacional se defendió con orden y atacó con veloces contragolpes. El cotejo tuvo acciones movidas, ayudado por una cancha en buenas condiciones.

El cuadro local, un poco desordenado por la obligación de ganar, se fue con todo al arco defendido por Adrián Bone.

Cuando parecía que el cuadro visitante se llevaba el triunfo, un error defensivo del El Nacional terminó en gol que significó el 1-1.

Un tiro libre de Miguel Bravo paso por dos zagueros, por la mitad de las piernas de Giovanny Caicedo y cuando la pelota se dirige al arco de Bone parece que el juvenil Álex González roza el balón. Lo festejó con tanta euforia que convenció a todo ser el autor del empate.

El Nacional defendió al menos el empate, pero el cuadro colorado no se dio por vencido. A los 82 minutos, un remate espectacular de Walter Zea superó al potero Bone y se convirtió el 2-1.

El estadio cuencano se convirtió en una suerte de manicomio por la bulla y los festejos. No era para menos, el equipo de sus amores sumaba su cuarta victoria seguida. Además, en las últimas seis fechas suma 15 de los 18 puntos en disputa.

Con el triunfo, Deportivo Cuenca contabiliza 26 puntos y momentáneamente salió del último lugar, que ocupa Manta con 23 unidades; mientras El Nacional se quedó con los 27 puntos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)