28 de noviembre de 2015 00:00

Cuero sobrevive gracias a la ayuda económica de su madre

Cristian Cuero en el complejo Ney Mancheno de Carcelén. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Cristian Cuero en el complejo Ney Mancheno de Carcelén. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
David Paredes
Redacción Deportes (D)

Cristian Cuero ha jugado 18 partidos y ha marcado tres goles esta temporada con la camiseta del Deportivo Quito. Su poca presencia en el torneo se debe a una rotura de ligamentos cruzados en su rodilla derecha, que lo alejó de las canchas durante seis meses.

La lesión se produjo en mayo, pero el club apenas se hizo cargo de la operación del mediocampista esmeraldeño en julio. En esos dos meses estuvo sin actividad y a la espera de una respuesta de la dirigencia, quien finalmente canceló los USD 4 000 que costó la operación.
“Cuando sufrí mi lesión, tuve que prácticamente rogarles a los dirigentes para que me ayuden con la operación. Fueron dos meses complicados. El club tenía que hacerse cargo de eso”, dijo Cuero.

Tras esa experiencia, Cuero buscó ayuda externa. Su madre Marilú Valencia, quien vive en España desde hace 11 años, le envía dinero para ayudarlo en la manutención de su familia y para los controles médicos que necesita su esposa Bethsy García, quien está embarazada de ocho meses y medio.
Desde hace tres meses y medio, la dirigencia chulla no le ha pagado su sueldo. Esta situación hizo que apoye la medida de no entrenar.

A Cuero le preocupa que la situación se agrave. Él tiene que pagar pañales, comida y vacunas de su hijo mayor, que tiene 1 año y medio. Además, deberá cubrir los gastos del nacimiento de su hijo menor. “Ante esta situación, mi única ayuda es la que me brinda mi madre. Ella ha tratado que la situación en mi casa no sea tan complicada, pero no siempre va a poder hacerlo”, dijo Cuero.

El 27 de noviembre en el Complejo Ney Mancheno, el esmeraldeño fue uno de los jugadores más entusiastas con la medida de la paralización del campeonato. Él firmo inmediatamente el documento con el que los jugadores del Quito apoyaban la medida propuesta por la Agremiación de Futbolistas Ecuatorianos (AFE).

El mediocampista, que ya está recuperado de su lesión, espera que su contrato con la ‘AKD’ termine en diciembre y que un club se interese en sus servicios profesionales para la próxima temporada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)