11 de junio de 2015 22:24

En Cuenca hubo resignación tras la derrota de Ecuador ante Chile

Los hinchas cuencanos observaron el partido entre Chile y Ecuador en el complejo del Deportivo Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Los hinchas cuencanos observaron el partido entre Chile y Ecuador. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Manuel Quizhpe
Cuenca
Sub17

Para los cuencanos, perder con Chile en la apertura de la Copa América estuvo en el presupuesto de la Tricolor. Por ello, no hubo lamentos, aunque sí voces en contra del árbitro Néstor Pitana. La mayoría quedó conforme con el accionar de los dirigidos por el técnico argentino Gustavo Quinteros.

Juan Pablo Proaño no ocultó su tristeza por la derrota (2-0), pero cambió su semblante al destacar el desempeño de los seleccionados nacionales. En su criterio, no hubo falta penal de Miller Castillo en contra de Arturo Vidal, aunque reconoció que la presión del público incidió en la decisión del réferi.

Para Proaño, el gol de penal fue determinante, porque Ecuador se fue con todo al ataque y dejó espacios en la cancha que fue aprovechado por Chile. A ello se sumó el error de Renato Ibarra, quien con un pase impreciso terminó con la ilusión de empatar el cotejo. “La clasificación está ante Bolivia y México, tenemos que ganar”.

Cristian Alvarado estuvo en desacuerdo con los cambios realizados por el DT Quinteros. El aficionado cuencano esperaba que Miller Bolaños saliera de la cancha y no Osbaldo Lastra. Le gustó el accionar de Énner Valencia, Fidel Martínez y Jefferson Montero, el jugador más desequilibrante de Ecuador.

Según Víctor Albarracín, el empate 1-1 hubiese sido un justo resultado, puesto que Ecuador hizo méritos. “El horizontal le negó a la oportunidad de gol a Valencia, pero dejamos una buena imagen”. Él está seguro que las victorias se harán presentes ante Bolivia y México, cotejos previstos para el lunes 15 y viernes 19 de junio.

Freddy Abril, vicepresidente del Deportivo Cuenca, también estuvo en desacuerdo con los ingresos a la cancha de Pedro Quiñonez y Renato Ibarra, quienes no se conectaron con sus compañeros. Al dirigente le gustó lo hecho del primer tiempo, porque se dejó atrás los nervios y se mostró jerarquía.
En diferentes sectores de la capital azuaya, especialmente restaurantes, hubo la proyección del partido. Sin embargo, el lugar más concurrido fue el complejo de Patamarca, en donde Deportivo Cuenca ubicó una pantalla gigante. Allí, más de 200 personas se emocionaron con los ataques de Ecuador y sufrieron con los dos goles de Chile.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)