27 de octubre de 2015 20:35

La crisis del Quito se combate con buen humor y charlas

Los jugadores se reunieron en el centro de la cancha del complejo de Carcelén para la charla técnica de Carlos Sevilla. Foto: Julio Estrella

Los jugadores se reunieron en el centro de la cancha del complejo de Carcelén para la charla técnica de Carlos Sevilla. Foto: Julio Estrella

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 6
Sorprendido 1
Contento 14
David Paredes

Los jugadores del Deportivo Quito llegaron ayer al complejo Ney Mancheno, en Carcelén, con buen humor.

Eddy Guevara y Juan Guerrón bromeaban entre sí y preguntaban por los cromos y el álbum, que en estos días ha servido de distracción para afrontar los problemas.

Carlos Sevilla también mostró una actitud distinta a la presentada en días anteriores, cuando la crisis era el único tema que se trataba en los pasillos del complejo.

Mientras sus pupilos calentaban en la cancha, él reunió a un grupo de periodistas para narrar anécdotas y bromas sobre su paso por la Selección.

Deportivo Quito es último en la tabla de ubicaciones, tras una sanción de la FIFA.

Por esta razón, los jugadores están pensando en el juego del viernes ante Liga de Quito. Ellos quieren recuperar los puntos perdidos sobre la mesa y están motivados por el bajón que vive el conjunto albo.

Richard Calderón reflexionó sobre la situación que vive el club. A sus 22 años, el mediocampista chulla ha tomado la crisis como una forma de aprendizaje.

Las deudas, los errores arbitrales y la crisis le han permitido madurar y entender las situaciones que se pueden presentar en el fútbol.

Las charlas y trabajos motivacionales que se realizan cada semana, desde que Sevilla llegó al club, han servido para combatir esta etapa.

Ahora, los jugadores organizan reuniones en el camerino para conversar sobre las preocupaciones y angustias.

De estos encuentros, el equipo se planteó el objetivo de levantar el nivel y cambiarle la cara al conjunto azulgrana.

Alexi Lemos, arquero de la ‘AKD’, reconoció que desde que llegó Sevilla al club, el grupo se ha sentido más respaldado y se ha unido para afrontar la crisis económica y deportiva.

Según el golero esmeraldeño, antes de que llegara Sevilla, el grupo estaba fraccionado. Pero ahora, el DT se ha encargado de unir al equipo.

Lemos puso como ejemplo la pelea que tuvo con el paraguayo Christian Ledesma. Por pedido del DT, ambos futbolistas fueron separados para que resolviesen el inconveniente.

El buen humor se sintió en Carcelén. Después de la charla técnica en el centro de la cancha, el estratega llamó a Ledesma para jugarle una broma.

Por su parte, el equipo continuó su entrenamiento entre bromas. Por cada movimiento que realizaban durante el calentamiento, los jugadores hacían chistes que eran secundados por Diego Rousse, preparador físico del club.

Ayer fue el último entrenamiento de la ‘AKD’ en el complejo de Carcelén. La delegación azulgrana se trasladará a la Casa de la Selección, donde continuará su preparación y se concentrarán antes del juego con Liga de Quito.

Esta ‘mudanza’ temporal es para que los jugadores cambien de ambiente y se relajen antes del cotejo contra LDU-Q.

Para este encuentro, Sevilla no podrá contar con Franklin Salas, quien sufrió un desgarro muscular en su pierna derecha.

Efrén Proaño podría ser tomado en cuenta por el DT para el partido del viernes (19:15), en Casa Blanca. El defensa cumplió con una sanción de una fecha, tras ser expulsado ante el Deportivo Cuenca.

Sevilla definirá la alineación titular tras el entrenamiento en la Casa de la Selección. Los jugadores se concentrarán desde hoy, a las 22:30.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)