30 de mayo de 2014 18:36

Costa Rica lleva a Brasil un equipo inexperto en mundiales

Entrenamiento de la Selección de Costa Rica antes del Mundial Brasil 2014. Foto: AFP

Entrenamiento de la Selección de Costa Rica antes del Mundial Brasil 2014. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
EFE
Logo MUNDIAL 2014

La selección de Costa Rica, dirigida por el entrenador colombiano Jorge Luis Pinto, jugará la Copa del Mundo de Brasil 2014 con un equipo inexperto en mundiales y sin el clásico 9 que ha utilizado a lo largo de las últimas dos décadas.

Pinto definió hoy los 23 jugadores que viajarán a Brasil, una lista en la que solo el defensa del Saprissa Michael Umaña y el centrocampista del Copenhague danés Christian Bolaños estuvieron en un Mundial: el de Alemania 2006.

Durante los últimos ochos años, Costa Rica llevó adelante una renovación de su plantel, lo que le costó quedar fuera del Mundial de Sudáfrica 2010 tras perder una repesca con Uruguay, al que ahora deberá enfrentar, además de Italia e Inglaterra.

El más veterano del equipo es Umaña, de 32 años. El resto del grupo tiene una media de 26 años de edad, con excepción de algunos jóvenes menores de 22 como el atacante Joel Campbell, el lateral derecho Cristian Gamboa y el centrocampista Yeltsin Tejeda.

Aunque la mayoría no conoce lo que es jugar un Mundial, catorce de los veintitrés convocados provienen de Ligas internacionales y algunos de ellos, como el portero del Levante español, Keylor Navas; Campbell y Bolaños, tienen experiencia ya sea en la Liga Europa o en la Liga de Campeones.

Otros, como los defensas Júnior Díaz, del Mainz 05 alemán, y Oscar Duarte, del Brujas belga, así como el lateral derecho del Rosenborg noruego, Cristian Gamboa, se han ido acostumbrando a la competitividad de ligas europeas.

Esta nueva generación de futbolistas costarricenses espera hacer historia en Brasil, pese a las sensibles ausencias por lesión del lateral izquierdo del Everton inglés, Bryan Oviedo, y el artillero del Real Salt Lake estadounidense, Álvaro Saborío.

Quizás el mayor problema para el seleccionador Pinto será la baja de Saborío, el único delantero centro clásico del que disponía.
Saborío es el máximo goleador activo de Costa Rica, pero su aporte va más allá de los goles, pues por su fuerte contextura física y potencia en el juego aéreo también ayudaba a defender.

Desde la aparición del espigado Paulo Wanchope a mediados de la década de 1990, Costa Rica ha venido utilizando un sistema con un delantero centro fuerte y alto.

Desde entonces, esa función también la cumplieron jugadores como Ronald Gómez, Winston Parks, y más recientemente Saborío, pero ese biotipo de jugador escasea en el país.

Ante la ausencia de Saborío, Pinto se verá obligado a variar su sistema y colocar como punta de lanza a Campbell, para quien la función de hombre de área no es extraña, aunque su posición natural es un poco más tirado a la banda.

Zurdo hábil y rápido, el jugador del Arsenal inglés, que jugó como cedido la temporada pasada en el Olympiakos griego, es el llamado a convertirse en la figura de ataque de los ticos, como ya lo hizo en la Copa América de 2011.

Junto a él, por los costados, jugarán un par de futbolistas más experimentados como el capitán Bryan Ruiz, quien la campaña pasada militó en el PSV holandés cedido por el Fulham inglés, y Christian Bolaños, del Copenhague danés.

El de Brasil 2014 es el cuarto Mundial de Costa Rica tras participar en Italia 1990, Corea del Sur-Japón 2002 y Alemania 2006.

Solo en Italia 1990 los ticos lograron superar la fase de grupos, algo que sueñan con emular el mes que viene en Brasil.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)