27 de abril de 2016 22:07

Corinthians consigue valioso empate sin goles ante Nacional en Uruguay

El jugador de Nacional Jorge Fucile (der.) disputa un balón con Fagner (izq.) de Corinthians durante el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, en Montevideo, Uruguay. Foto: EFE

El jugador de Nacional Jorge Fucile (der.) disputa un balón con Fagner (izq.) de Corinthians durante el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, en Montevideo, Uruguay. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Corinthians de Brasil consiguió este miércoles 27 de abril del 2016 un valioso empate 0-0 ante Nacional de Uruguay en el partido de ida por octavos de final de la Copa Libertadores de fútbol.

Los dos equipos jugaron con una gran dinámica, tratando de vulnerar la portería rival, pero los intentos fueron vanos, ya que las defensas siempre se impusieron.

Nacional arrancó presionando a Corinthians en su propio terreno y al minuto de juego advirtió que estaba dispuesto a dar la batalla para quedarse con los tres puntos, cuando los delanteros Kevin Ramírez y Nicolás López pusieron en aprietos a la defensa brasileña que finalmente conjuró la acción.

López fue de las figuras más destacadas en el equipo local con su permanente movilidad y por ser generador de las mejores jugadas de ofensivas de su equipo, pero terminó siendo bien marcado.

Corinthians se mostró más aplomado pese a la presión del rival y, cuando pudo, exhibió el buen dominio del balón que es característico de sus jugadores, aunque sin la profundidad necesaria como para convertir un gol y llevarse los tres puntos.

Las fricciones del juego llevaron a algunos roces entre los futbolistas, lo que obligó al árbitro argentino Patricio Loustau a mostrarle tarjeta amarilla al zaguero de Nacional Diego Polenta y al delantero de Corinthians Elías por discusiones y empujones cuando se retiraban al vestuario, al terminar el primer tiempo.

Otro momento de tensión se vivió a los 71' cuando el brasileño Lucas se golpeó la cabeza contra el cuerpo de un rival y quedó desmayado en el campo, obligando a que el juego se detuviera durante dos minutos. Pese a que no hubo goles, el partido fue entretenido para las 26 000 personas que concurrieron al Parque Central, pese a la llovizna y la temperatura cercana a un grado.

El próximo miércoles se jugará en Sao Paulo el partido de vuelta. La llave para clasificar a cuartos de final se decide por diferencia de goles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)