26 de agosto de 2015 10:57

David Hernández sonríe en medio de la crisis del Deportivo Quito

David Hernández, jugador del Deportivo Quito durante la presentación de Renato Salas como entrenador interino del Deportivo Quito. Carlos A. Rojas/ EL COMERCIO

David Hernández, jugador del Deportivo Quito durante la presentación de Renato Salas como entrenador interino del Deportivo Quito. Carlos A. Rojas/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 12
Carlos Augusto Rojas

Deportivo Quito afronta una temporada tempestuosa, con deudas que aumentan semana tras semana y con la búsqueda del tercer cuerpo técnico del año después de las salidas de Tabaré Silva y Paúl Vélez.

En medio de esa crisis económica y de resultados, con un elenco en el octavo lugar del Campeonato Ecuatoriano de Fútbol a solo cinco puntos de la ubicación de descenso, el defensa David Hernández continúa agradecido y contento por colocarse la camiseta azulgrana cada fin de semana.

Oriundo de Santo Domingo de los Tsáchilas, el futbolista acepta que la realidad del plantel es complicada, sobre todo para sus compañeros que llevan más tiempo en el club, pero no tanto para él. "La verdad a mí me afecta poco esta situación. Yo estoy agradecido de jugar en Deportivo Quito", confesó el lateral, este 25 de agosto.

En un día de anuncios en el complejo de Carcelén, con la confirmación de Renato Salas como DT interino del plantel tras la salida del azuayo Vélez, Hernández aseguró que los problemas institucionales no le quitan el sueño.

¿Por qué sonríe en medio de la crisis? "Yo estoy agradecido con el Deportivo Quito, con Dios, y con Tabaré Silva que me dio la oportunidad. Los problemas los veo mínimos, no me afectan mucho. Estoy agradecido por volver a jugar. Estoy tranquilo en el Quito",  contó el defensa que llegó a inicios de año para probarse entre decenas de otros jugadores.

El deportista que se entretiene con películas de acción, como Duro de Matar, se quedó sin equipo en el 2014. Después de seis años en Universidad Católica (inferiores, reservas), no tuvo la oportunidad de continuar con los 'camarattas' y se probó en Aucas, pero tampoco fue incluido entre los orientales. Recayó en el San Rafael de La Concordia, conjunto con el que logró el ascenso a la Segunda Categoría y al que llegó gracias a Cristian Franco (exarquero de Olmedo). Ese club estaba dirigido por Washington ‘Coco’ Aires, exfigura de la 'AKD' cuando los chullas perdieron el título de 1997 contra Barcelona Sporting Club.

A inicios de esta temporada, por sugerencia del ‘Coco’, el lateral de 24 años llegó para probarse en Carcelén y fue aceptado por Silva. "Me vino bien, me dio confianza… llegar a jugar en Primera fue muy bueno… la continuidad nos da seguridad a los jugadores", explicó el defensor que actuó en 23 cotejos con los chullas, según las estadísticas de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

El lateral que corre con las puntillas, como si fuera un atleta de velocidad, es aficionado a las películas y a la comida. "Me gusta alimentarme bien y nunca engordo. Prefiero el arroz con chuleta y menestra de lenteja, aunque aquí en Quito no hay muchos buenos lugares para comer eso. En Santo Domingo sí hay, incluso mi mami las prepara en un puesto que tiene en el terminal terrestre".

Entre los hinchas reconocen su esfuerzo. Aníbal Piñeiros, de 19 años, llegó al complejo Ney Mancheno para observar la presentación del DT interino y aprovechó para tomarse fotografías. "En este año me gusta la actitud de nuevos jugadores, con garra y ñeque. David Hernández es uno de ellos porque deja todo en la cancha", indicó el aficionado que se tomó varias 'selfies'.

“Este es mi mejor año en el fútbol… estar acá es increíble, sobre todo la hinchada. En el Quito se siente la presión y el apoyo. Llama mucho la atención la música, las canciones… es motivante que la gente grite, te llame… es muy lindo", reconoció Hernández, el futbolista que sonríe y agradece por defender al elenco de la Plaza del Teatro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)