12 de enero de 2016 17:03

El modesto Mirandés da la sorpresa en Copa y elimina al Deportivo La Coruña 

Los jugadores del Mirandés celebran un gol ante el portero del Deportivo, Manuel Fernández 'Manu' (der.), durante el encuentro realizado  en el estadio de Riazor correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey de fútbol. Foto: Caba

Los jugadores del Mirandés celebran un gol ante el portero del Deportivo, Manuel Fernández 'Manu' (der.), durante el encuentro realizado en el estadio de Riazor correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey de fútbol. Foto: Cabalar/EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

El modesto Mirandés, de la segunda categoría del fútbol español, dio  la gran sorpresa el 12 de enero del 2016 de los octavos de final de la Copa del Rey al eliminar al Deportivo de la Coruña gracias a su amplio triunfo 3-0 en campo gallego.

El 1-1 de la ida dejó abierta la eliminatoria y el Deportivo, lleno de suplentes, subestimó al Mirandés, el máximo goleador de Segunda División. Hizo mal y se llevó un serio correctivo ante un equipo visitante que se exhibió en Riazor tras eliminar en la anterior ronda al Málaga.

Guiado por el centrocampista Néstor, el Mirandés dio un recital en la visita con un juego muy atrevido y ofensivo, según sus señas de indetidad. Su buen despliegue en la primera parte tuvo un merecido premio con el gol de Provencio a los 40 minutos en un preciso golpeo desde fuera del área. Lejos de reaccionar, el Deportivo jugó una pésima segunda parte y el Mirandés completó la goleada con los tantos de Abdón Prats, en un claro error del arquero Manu Fernández, y otro de Provencio, con un nuevo cañonazo.

En otra eliminatoria, el Sevilla no tuvo problemas para sentenciar su pase a cuartos de final tras golear 4-0 al Betis después de vencer también en la ida por 2-0. El conjunto bético se presentó en el estadio Sánchez Pizjuán con Juan Merino como entrenador interino tras la destitución de Pepe Mel y una crisis de enormes dimensiones.

El Sevilla solo tardó
cuatro minutos en adelantarse con un tanto de José Antonio Reyes y el central francés Adil Ramí amplió la cuenta a los 35 minutos. A los 74 minutos, y con el Betis ya completamente rendido, el Sevilla amplió su renta con un gol de Kevin Gameiro y completó la goleada con un tanto de Kakuta en el tiempo de descuento. Así se resolvió un pase sencillo en un clásico sevillano sin ninguna historia y resuelto con un global 6-0 para el Sevilla, algo terriblemente doloroso para la hinchada bética. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)