13 de mayo de 2015 21:27

Cruzeiro hundió a Sao Paulo en penales y se clasificó a cuartos de final de Copa Libertadores

Jugadores del Cruzeiro celebran la victoria con penaltis ante el Sao Paulo durante los octavos de final de la Copa Libertadores entre el Cruzeiro y Sao Paulo en el estadio Mineirão en Belo Horizonte, Minas Gerais (Brasil). EFE

Jugadores del Cruzeiro celebran la victoria con penaltis ante el Sao Paulo durante los octavos de final de la Copa Libertadores entre el Cruzeiro y Sao Paulo en el estadio Mineirão en Belo Horizonte, Minas Gerais (Brasil). EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP

Cruzeiro se clasificó este miércoles a los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2015 al vencer 4-3 en la tanda de penales a Sao Paulo en el partido de vuelta de la ronda de octavos de final jugado en Belo Horizonte.

Leandro Damiao abrió el marcador a los 54 forzando la tanda de penales, pues el 'tricolor' se impuso en la ida por el mismo
1-0. Willian comenzó la jugada con un lindo pase para Mayke, que superando a Wesley centra para el atacante de manera magistral. Sin chance para el veterano Rogerio Ceni, un pequeño empujón y a celebrar.

Y aunque el mismo atacante falló en la decisión desde los 12 pasos, marcaron por su equipo Marquinhos, que hizo un gran partido, el uruguayo Giorgian de Arrascaeta, Henrique (gol) y Gabriel. Manoel también falló.

Por el Sao Paulo marcaron el portero Rogerio Ceni, Paulo Henrique Ganso y el argentino Ricardo Centurión. Souza, Luis Fabiano y Lucão fallaron en una gran labor del portero Fabio.

Cruzeiro, campeón de las últimas dos ediciones del campeonato brasileño, tiene 18 años sin levantar el trofeo. El año pasado fue eliminado por el San Lorenzo en los cuartos de final.

En los cuartos de este año enfrentará igualmente a un argentino: el ganador del clásico argentino entre River Plate y Boca Juniors, que se define el jueves.

Será el último juego de Ceni en Copa Libertadores. El último de los tres títulos que ganó el Sao Paulo fue en 2005. En 2014 no participó y en 2013 perdió, también, en octavos de final.

El tricolor pasa por una seria crisis financiera, con la nómina más cara de Brasil, y su eliminación sólo agrava la situación.

Al ataque
Los de casa definieron un equipo totalmente ofensivo, un 4-3-3 que salió a matar. Pero el primer tiempo fue de muchos ladridos y cero mordiscos.

Después del pitazo inicial, el lateral Mena arrancó el ataque por la izquierda logrando un centro en el área neutralizado por la zaga tricolor. Y ahí comenzó el ataque, en los primeros 45 minutos, la 'raposa' finalizó al área 12 veces, contra una del 'tricolor'.

Willian desde el medio campo, superó su marca y arriesgó de distancia con un chute al arco que pasó desviado por encima, pero hizo saltar a Ceni. Leandro Damiao también buscó anotar, sin éxito.

Por el lado del Sao Paulo destacó Michel Bastos, recuperado del dengue, que lanzó un misil que pasó muy cerca del travesaño de Fabio. En el segundo tiempo, la orden del entrenador Marcelo Oliveira fue clara: ladrar y esta vez, morder.

Y así salió el Cruzeiro, mostrando los dientes y segundos después del pitazo, Damiao casi revienta la red, con un lindo centro del mediocampista uruguayo Giorgian de Arrascaeta.

Así siguió el ataque, con la defensa saopaulina resistiendo la envestida, hasta que llegó el gol de Damiao, su 13º de la temporada, que forzaba la definición en tanda de penales.

Ceni tuvo que ajustarse los guantes para encarar la ofensiva. Marquinhos aprovechó un balón suelto para rematar a los 60. El veterano portero, como de plastilina, se estiró para desviar el segundo de la clasificación.

Tres minutos después, otra vez Marquinhos, con centro Damiao, chuta fuera.

El entrenador Milton Cruz decidió cambiar. Y refrescó el ataque con Luis Fabiano, por Pato, desaparecido en el juego, y el argentino Ricardo Centurión, autor del gol de la ida, por Hudson. Michel Bastos también salió.

Pero el ataque siguió desaparecido. Marquinhos siguió adelante, adentrándose en el área como culebra, evitando a los defensas, pero sin poder definir el gol.

Y poco antes de los 90 reglamentarios, De Arrascaeta -en contraataque- desperdició el segundo. Trató de rematar a la esquina y el balón siguió de largo.

Y llegó el silbato, los penales y el triunfo del local, que despertó una gran algarabía en la tribuna llena del estadio mundialista Mineirao.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)