11 de julio de 2017 00:16

Conmebol aprieta a los clubes del país

Universidad Católica utiliza el complejo La Armenia y tiene todas las facilidades para las divisiones formativas. Los clubes deben tener infraestructura completa

Universidad Católica utiliza el complejo La Armenia y tiene todas las facilidades para las divisiones formativas. Los clubes deben tener infraestructura completa. Foto: Archivo/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 8
Redacción Deportes
(D)

Entre los requisitos para acceder a la licencia que otorgará la FIFA y la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), a partir del 2018, se exige apoyo al programa de desarrollo juvenil en los clubes.

Por ejemplo, según el reglamento de la Conmebol (numeral D. 01, literal H), aprobado el año pasado, es obligatorio brindar apoyo médico y seguros de salud para los jóvenes. Además impulsar el desarrollo escolar en los futbolistas.

Sin embargo, la realidad del fútbol ecuatoriano está distante de esa exigencia, a seis meses de la aplicación de la nueva regulación en los clubes.

Hay antecedentes que demuestran las falencias en la actualidad. En las actas de sanciones de las divisiones formativas, de Reserva y de los partidos del torneo de la Serie B son frecuentes las multas por la falta de médicos en la banca de suplentes en los cotejos.

Hay sanciones que van de USD 20 a USD 100 por no contar con un médico. Para los clubes es más barato pagar la multa que tener un profesional en el rol de pagos. La nueva licencia exige la vigilancia médica permanente en las categorías formativas.

Para la obtención de la licencia, cada club debe cumplir con los requisitos que se exigen en el reglamento en cinco áreas claves: la deportiva, infraestructura, administrativa, jurídica y financiera.
Hay preocupación entre los directivos de los clubes por el proceso iniciado en la FEF para el otorgamiento de licencias.

“Necesitamos reuniones y una capacitación en el tema. Estamos armando las formativas. Son tantas exigencias al mismo tiempo que nos preocupa cumplir con todas. Tenemos el convenio para el uso del estadio Jocay, pero aún no se desarrollan las obras. Esperamos en este mes tener claro el tema”, manifestó José Delgado, presidente del Delfín.

El equipo manabita es el primer clasificado a la Copa Libertadores del 2018 y deberá obtener su licencia para participar. La directiva manabita estudia presentar el estadio Reales Tamarindos de Portoviejo. Tendrá que firmar convenios. La Conmebol advirtió que los clubes que no consigan la licencia no podrán jugar ni Libertadores tampoco Sudamericana. Para el 2018, el fútbol ecuatoriano tendrá cuatro representantes en Libertadores y cuatro en Sudamericana.

Es decir, ocho de los 12 equipos tendrán que tramitar sus licencias. “Estamos construyendo la última cancha para las formativas en nuestro complejo. Ya trabajamos en el tema para cumplir todas las exigencias”, explicó Miller Salazar, presidente de Macará.

Otros clubes como Universidad Católica sí tienen programas de desarrollo en las divisiones formativas y poseen convenios para el uso de canchas e infraestructura.

En el caso de la exigencia de un escenario deportivo cuenta con el convenio con la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP) para utilizar el estadio Atahualpa en los partidos del campeonato y las copas Libertadores y Sudamericana.

La FEF eligió a William Poveda como gerente encargado de otorgar las licencias. Ya se presentó ante los directivos y está previsto que se reúna con los delegados de los clubes en los próximos días.

“Se han enviado comunicaciones a los 12 clubes de la Primera A. La gerencia de licencias iniciará los trámites con los dirigentes. En el caso que la gerencia negara la licencia habrá dos instancias de apelación”, informó Poveda.

En el organigrama de la nueva dependencia se tendrá que estructurar un directorio y tres instancias: la primera será la gerencia y habrá dos oficinas de apelaciones para que lo clubes presenten reclamos en el caso de ser negadas las licencias o de irregularidades.

El departamento encargado de otorgar las licencias no podrá estar integrado por directivos de los clubes. Está previsto que en los próximos días se organice un seminario en la Conmebol para ir avanzando en el tema.

Hay dirigentes que cuestionan las exigencias. Jaime Estrada, del Manta, dijo que la situación económica es uno de problemas más graves en los clubes. Por transparencia financiera, los clubes tendrán que presentar roles de pago, contratos, fuentes de financiamiento, presupuestos reales y auditorías externas a los balances financieros anuales. El plan es adelantar los trámites y llegar a septiembre con todos los requisitos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)