15 de abril de 2015 18:01

Un exjugador de fútbol americano es condenado por asesinato 

Aaron Hernández, exjugador de los Patriots. Foto: AFP

Aaron Hernández, exjugador de los Patriots. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia DPA

El exjugador de fútbol americano Aaron Hernández fue condenado hoy, 15 de abril, por asesinato en primer grado. Un jurado consideró que Hernández, quien fuera astro de los New England Patriots y que llegó a tener un contrato de USD 40 millones, es culpable de la muerte de Odin Lloyd, que en el momento del asesinato salía con la hermana de la novia del jugador de la NFL.

El asesinato en primer grado está penado con cadena perpetua, pero el acusado podrá recurrir aún la sentencia. Aunque el móvil no quedó aclarado, las pruebas demostraron que Hernández disparó seis veces a Lloyd el 17 de junio de 2013 en un complejo industrial cerca de la casa del ex jugador en Boston.

El jugador fue arrestado a las pocas horas de producirse los hechos y los Patriots rescindieron su relación con él. En julio de 2013, cientos de personas acudieron ya a la tienda oficial de los Patriots para cambiar el nombre de Hernández inscrito en la camiseta del equipo, actual campeón de la NFL.

Hernández no sólo era un jugador más, sino un astro de los Patriots. Junto a su compañero Rob Gronkowski formó un dúo letal. La revista 'Sports Illustrated' la definió como la dupla de 'tight-end' más productiva de la historia. Su admitido consumo de marihuana provocó que en el draft de 2010 sólo fuera elegido en cuarta ronda a pesar del talento mostrado en la Universidad de Florida.

Pese a ello, se convirtió entonces en el jugador más joven de la NFL. En agosto de 2012, antes de afrontar su tercera temporada en la NFL, los Patriots demostraron su aprecio por el jugador al firmarle una extensión de contrato de cinco años más por 40 millones de dólares y un bonus de 12,5.

Hernández, asentado ya en Massachusetts, parecía haber dejado atrás su pasado a veces turbio en Florida. "Los Patriots te cambian", dijo durante la rueda de prensa en la que se anunció su nuevo contrato, en la que dijo también que su novia, Shayanna Jenkins, estaba esperando una niña.

Hernández aseguraba entonces ser un hombre nuevo. "No puedo ser ya más el Aaron joven y temerario. Voy a tratar de hacer las cosas bien, ser un buen padre y educar a mi hija como me educaron a mí", dijo a los medios de Boston tras el nacimiento de su niña en noviembre de 2012. Hernández espera otro juicio en el que se le acusa también de asesinar a tiros a dos personas en 2012.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)