2 de julio de 2017 00:47

Una competencia para promover el turismo en Bolívar

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Sierra Centro
(F- Contenido Intercultural)

Las cinco comunidades indígenas de la parroquia Salinas del cantón Guaranda, en Bolívar, se preparan para una nueva edición de la carrera ciclística de montaña Mashallingo.

La cuarta edición recorrerá los poblados andinos de Salinas, Punín, Agua Mineral, Las Antenas, Pambaluma, Natahua y el centro parroquial.

Los pedalistas recorrerán 40 kilómetros de vías asfaltadas, lastre, empedrado y chaquiñanes. El recorrido iniciará a una altura de 3 550 metros sobre el nivel del mar hasta los 4 200, en una zona que está ubicada la comunidad Natahua. En el trayecto se podrán observar los paisajes andinos y la flora de la zona.

Según Jimmy Cadena, organizador de Mashallingo, se espera la participación de 200 ciclistas que llegarán de Cuenca, Quito, Ambato, Riobamba, Latacunga y Guaranda. Además de corredores de Estados Unidos y Europa.

La inscripción cuesta USD 27. Las categorías que correrán son la Sub 23, hombres, mujeres, parejas, novatos o turismo.

“La competencia fue creada con el propósito de incentivar el ciclismo de turismo en la provincia. Además de ayudar a las comunidades indígenas a promocionar sus productos y artesanías a lo largo de la carrera”, aseguró Cadena.

Para eso, el domingo 13 de agosto será aprovechado por los comuneros y artesanos para ofertar sus paneras, individuales y canastas.

Los productos se confeccionan con bordados de hilo y con la paja de páramo. Mientras los ponchos, suéteres, gorros, guantes y otras prendas son confeccionados con la lana de borrego o llama.

En otras mesas se colocarán las 22 variedades de quesos gourmet, chocolates, turrones de macadamia y embutidos. Los productos se distribuyen en delicatesen, restaurantes y centros comerciales de Guayaquil, Quito, Cuenca, Ambato y Riobamba. Los indígenas promocionarán en los puntos de hidratación.

Juan Chulco, teniente político de Salinas, explica que los comuneros colaboran con los organizadores de la Mashallingo en la parte logística de la carrera. Un grupo de pobladores se encarga de indicar a los cabildos sobre la competencia y los sectores que pasarán.

Otros entregan de manera voluntaria agua a los ciclistas y asistencia si sufren algún percance. Las asociaciones indígenas entregan productos para las canastas que serán donadas a los ganadores de cada categoría. Otras fundaciones, microempresas y comunidades de Salinas apoyan con recursos económicos para la organización de la competencia.

El presupuesto para organizar Mashallingo está en los USD 8 000. “Todo es financiado con aportes que nos dan en las parroquias o de otras provincias. Los grupos de jóvenes están trabajando desde mayo para conseguir la ayuda necesaria para promocionar nuestra parroquia por medio del deporte”, explicó Chulco.

Mashallingo inició con el nombre Reto Salinerito en el 2013, pero organizaciones solicitaron a los organizadores cambiar el denominativo por ser marcas registradas.

Raúl Infante, presidente de la comuna Makiavi Salinas, explica que el nombre de Mashallingo se debe al nombre de un bosque subtropical, ubicado en la comunidad Los Arrayanes. El nombre de la competencia es lo que llama la atención a muchos participantes.

“Hemos buscando el significado de este nombre pero no lo hemos encontrado. El bosque al que hacemos referencia es muy rico en especies nativas y flora única de la provincia porque está en el intercambio de la Sierra con el subtropical”, manifestó Infante.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)