10 de May de 2013 14:23

La combinación de dos motores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Los ingenieros de la división deportiva Renault pasaron largas temporadas imaginando qué saldría al combinar el Twizy, un auto eléctrico urbano de la marca, y un monoplaza de Fórmula 1.

El resultado es un prototipo llamado Twizy RS F1 Concept Car que se exhibirá como primicia mundial en el Salón del Automóvil de Barcelona y que posteriormente se utilizará para realizar exhibiciones en diferentes 'meetings' de las World Series de Renault, el campeonato europeo de monoplazas que organiza la marca francesa.

Durante el Gran Premio de Europa, celebrado en Valencia el 21 de junio del 2012, en el 'motorhome' de Renault Sport F1, el jefe de Proyecto del KERS - un sistema capaz de recuperar una parte de la energía cinética que genera la frenada y en lugar de dispersar en forma de calor los frenos, la energía recuperada se puede almacenar para la propulsión del vehículo- , Laurent Debailleul, quien ha participado en la puesta a punto del motor de Twizy, dijo que pudo establecer coincidencias con las tecnologías de la F1 y en tono de broma expresó: "¿Para cuándo el KERS en un Twizy?".

Con la ayuda de Renault Sport F1 y de Renault Sport Technologies para las opciones de diseño, pronto se dieron cuenta de que el reto más complicado sería sincronizar el motor eléctrico del Twizy que llega a girar a 10 000 rpm con el del KERS, que gira a 36 000 rpm.

El Twizy Renault Sport F1 cuenta con dos motores eléctricos: el original de Twizy 80, que desarrolla 17 HP, al que se implanta un KERS trasladado directamente de la F1. Cuando se activa el KERS, la potencia de Twizy Renault Sport F1 se multiplica por seis y pasa de forma instantánea de 17 a 97 caballos. Los 80 caballos adicionales que aporta el KERS están disponibles durante alrededor de 13 segundos, como en los monoplazas de F1. Su reductor utiliza el mismo piñón de arrastre que los V8 de F1.

La velocidad del Twizy F1 no es exagerada, pasa de los 85 km/h de la unidad de serie a 110 km/h con el KERS conectado.

Este no es un modelo que ha sido diseñado para llegar a las cadenas de montaje, sino como un ejercicio para dar a conocer al público cuál es la tecnología que se utiliza en la Fórmula 1 y cómo, en ocasiones, esta tecnología es aplicable posteriormente a modelos de calle.

Fuente: coches.net

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)