25 de agosto de 2014 00:04

El ciclismo profesional o urbano es un gancho para los negocios

En el local de My Bike, en Quito, se ofertan bicicletas para deportistas profesionales y para aficionados a este deporte. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

En el local de My Bike, en Quito, se ofertan bicicletas para deportistas profesionales y para aficionados a este deporte. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Álex Puruncajas. Redactor

Un ciclista puede adquirir en Ecuador una bicicleta de entre USD 200 y USD 4 000. Estos son los precios que empresas enfocadas en la distribución de implementos para el deportista profesional y recreativo ofertan en el país.

En Ecuador, compañías como My Bike, Eco Bike, Top Bike, Planet Bike… encontraron en el ciclismo un nicho de mercado en los últimos años. A la par, intentan mantener su vinculación con el deporte y, por ello, auspician torneos.

Mi Bike, que tiene un capital suscrito de USD 86 400, según la Superintendencia de Compañías, oferta diversos productos. André Jaramillo, presidente de la empresa, revela que sus tiendas tienen un ‘stock’ de 4 000 bicicletas, la mayoría importadas desde Estados Unidos.

Los locales de esta firma operan en Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato, Manta, Machala e Ibarra. Ahí, se distribuyen implementos como cascos, guantes, licras y otros accesorios para las bicicletas.

Una inversión para emprender este negocio puede llegar a los USD 500 000, explica Jaramillo. “Mi Bike empezó como una oportunidad que generaba el mercado de mejorar las tiendas de ciclismo”, dice Jaramillo, quien antes estuvo al frente de Bici Sport.

Él no detalla cifras, pero cuenta que con la demanda de implementos también amplió su oferta con la creación de Eco Bike y Lebelo.

Eco Bike apareció en el 2011 y se enfocó en los ciclistas principiantes con tiendas en Quito, Cuenca, Valle, Guayaquil y, además, Colombia. En tanto, Lebelo saldrá al mercado la próxima semana y se especializará en los profesionales. Tendrá un‘stock’ de 300 ‘bicis’.

Rossana Peña es la gerente del local Top Bike. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Rossana Peña es la gerente del local Top Bike. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

Otras empresas ofertan un menor número de bicicletas e implementos, pero tienen un mercado fijo de clientes. Ese es el caso de Top Bike, que opera en Quito y facturó USD 40 000 el año pasado.

Rossana Peña, gerenta y propietaria de la empresa, revela que la compañía importa desde Alemania las bicicletas de la firma Cube.

Peña inició el negocio con una inversión de USD 50 000. Afirma que en los últimos años la práctica del ciclismo creció y, con esto, la demanda de implementos. “He visto nichos de mercado que antes no existían. Ahora, ya hay un 60% de hombres y un 40% de mujeres, que se dedican al ciclismo”.

El crecimiento de la práctica del ciclismo lo confirman entidades como Ciclópolis. En Quito, hay grupos que organizan competencias como Proyecto Aventura, Zona Verde, Ruta Cero y Bici Aventura.

Según Peña, por ello una buena opción es apostar en el ciclismo urbano y ofrecer diversidad de productos. Eso sí, Jaramillo dice que el incremento en la importación de bicicletas dificulta que se oferten estos implementos.

Cifras

4 mil bicicletas es el ‘stock’ que oferta My Bike en el mercado ecuatoriano.

4 mil dólares fue la inversión de Top Bike para abrir su local en la capital.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)