3 de febrero de 2017 17:40

China se planta fuerte para combatir la contaminación

La aparición de automóviles eléctricos o híbridos es más común en las calles chinas. Foto: lagranepoca.com y globalasia.com

La aparición de automóviles eléctricos o híbridos es más común en las calles chinas. Foto: lagranepoca.com y globalasia.com

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Carburando

Uno de los países con mayor índice de contaminación en el mundo es China. Los habitantes del gigante asiático deben soportar jornadas llenas de polución a menudo.

La industria a gran escala (impulsada por el uso de carbón), la emisión de gases contaminantes de autos y el excesivo número de habitantes, entre otras causas, son los principales motivos para que el aire en ese país sea uno de los más contaminados a
escala internacional.

Ante esta situación, el Gobierno chino decidió aumentar sus esfuerzos por impulsar el desarrollo y comercialización de vehículos que funcionen con energías limpias. Las políticas de ayuda buscan sentar las bases para que los automóviles ecológicos (híbridos, eléctricos y de pila de combustible) se popularicen en ese territorio.
Esta medida fue impulsada por la creciente tendencia de la población de buscar alternativas ‘verdes’ para su movilización. Esto se refleja en los reportes de ventas de estos modelos durante el 2016.

Según la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China, la comercialización de estos automotores ascendió a las 507 000 unidades en ese período.
“Este impresionante crecimiento hace al mercado de vehículos de nueva energía de China el mayor del mundo y lo seguirá siendo en el futuro”, afirmó el presidente del Grupo Volkswagen en China, Jochem Heizmann, en declaraciones a la agencia de noticias EFE.
“Creemos que los autos de energía alternativa no encuentran en otros países los niveles de aceptación que tienen en China tanto por parte de los consumidores como del Gobierno”, señalaron fuentes del fabricante chino BYD, líder de ventas de vehículos híbridos y eléctricos en ese país.

Los reportes de las autoridades chinas señalan que en el 2015, el Ejecutivo destinó USD 4 900 millones a subsidios para estimular el desarrollo de este tipo de autos y a la instalación de infraestructura.
“Compré un vehículo eléctrico por tres razones: necesitaba movilizarme, era muy difícil sacar una matrícula para los modelos normales y quería experimentar las nuevas tecnologías”, dijo un residente en Pekín que el año pasado adquirió un automóvil ‘verde’.
“Es más respetuoso con el medioambiente porque emite menos gases contaminantes, pero tiene el inconveniente de que no se pueden hacer más de 300 kilómetros. Además, es difícil de cargar porque hay que instalar un aparato debajo de casa”,
recalcó el comprador.

Por su parte, la Administración Nacional de Energía reveló que China cuenta con 107 000 puntos de carga públicos y 170 000 privados. La intención del Gobierno, para
el 2020, es que hayan 36 000 kilómetros de autopistas con instalaciones de este tipo.

En la actualidad, en las principales ciudades puede encontrarse una estación de recarga en un radio de menos de 1 kilómetro.
El presidente del Grupo Volkswagen en China admitió que el presente está dominado por los motores de combustión. Sin embargo, vislumbró un futuro en el que las tecnologías de propulsión alternativas ganarán terreno progresivamente.
“Habrá un período de unas dos décadas más o menos durante el cual las nuevas tecnologías coexistirán con los motores convencionales”, pronosticó Heizmann.

En este contexto también han aparecido críticos de esta tecnología como la solución definitiva a la contaminación. Algunos aseveran que la generación de polución está vinculada, en su mayoría, a la industria que usa carbono y no
a la automovilística.
Fuente: agencia EFE

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)