13 de enero de 2017 09:30

Chile y el Dakar, un amor que no se termina

El español Joan Barreda Bort conduce su motocicleta durante el Dakar en Argentina. Por segundo año, Chile quedó fuera de la competencia

El español Joan Barreda Bort conduce su motocicleta durante el Dakar en Argentina. Por segundo año, Chile quedó fuera de la competencia. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia DPA

Por segundo año consecutivo Chile quedó al margen del itinerario del rally Dakar. Su ausencia, sin dudas, se hace notar por todo lo que significó tener durante tanto tiempo al desierto de Atacama como corazón de la prueba en su etapa sudamericana.

El país andino debería haber estado en el itinerario de la edición 2016, pero los desastres naturales que azotaron a su territorio en la primera parte del 2015 obligaron a sus gobernantes a desistir de formar parte de la ruta. Por tal motivo, aquella versión solo tuvo como anfitriones a la Argentina y a Bolivia.

Y cuando los organizadores del Dakar se ilusionaban con contar este año con el enorme desierto que mantenía viva la mística de la arena africana, llegó una nueva negativa desde Santiago de Chile. "Para mí es una gran decepción que Chile no esté, pero veo complicado el regreso. Hoy en día hay muchos temas en mi país que acaparan más la atención que esta carrera. Por eso no veo fácil el retorno, aunque claramente el Dakar sin el desierto chileno no es lo mismo", dijo a dpa el piloto chileno Boris Garafulic.

Ignacio Casale, de gran actuación en cuatriciclos, es más optimista que su compatriota: "Se echa de menos el Dakar en Chile y espero que vuelva dentro de poco. Todo el mundo en mi país lo pide. Me dijeron de ASO que ya se comunicaron con la persona que debería tomar la decisión para el retorno, así que estimo que habrá una respuesta dentro de poco".

Algo similar afirmó Pablo Quintanilla, quien abandonó cuando marchaba segundo en motos. "Yo pienso que Chile tiene que estar en el recorrido porque el desierto de Atacama es el más completo para este tipo de competencia. Además, tenemos montañas, dunas, ríos (...) Pienso que es un escenario completo para realizar un Dakar", evaluó.

"Tengo entendido que los organizadores de la carrera quieren que Chile esté de nuevo en el recorrido. Y eso me parece fantástico porque es una carrera que traspasa fronteras y que une a todos los continentes porque compiten pilotos de todo el mundo. Es un gran orgullo tener a la principal carrera de off-road en tu país y aprovechar sus beneficios, como mostrar Chile al mundo", completó.

Tras las reiteradas negativas, la vuelta de Chile al Dakar podría tomar forma de la mano de Pablo Squella, nuevo ministro de Deporte chileno y quien tiene en su agenda una reunión con los organizadores de la carrera fuera de pista. El tiempo dirá qué ocurre, pero lo que nadie puede negar es que el Dakar necesita de la arena chilena para que la aventura siga siendo extrema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)