22 de abril de 2015 16:12

‘Chicharito’ Hernández dejó la banca y se convirtió en el héroe del Real Madrid 

El mexicano Javier Hernéndez celebra, acostado en la cancha del estadio Santiago Bernabeu, el gol de la victoria del Real Madrid mientras sus compañeros se acercan.  Foto: Gerard Julien / AFP

El mexicano Javier Hernéndez celebra, acostado en la cancha del estadio Santiago Bernabeu, el gol de la victoria del Real Madrid mientras sus compañeros se acercan. Foto: Gerard Julien / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 3
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 16
Agencia DPA

El Real Madrid se clasificó a las semifinales de la Liga de Campeones de fútbol al vencer por 1-0 al Atlético de Madrid en un duelo épico y que se resolvió a dos minutos del final con un gol del mexicano Javier 'Chicharito' Hernández, nuevo héroe blanco.

Este 22 de abril, un áspero encuentro, reedición de la última final continental, se decidió en el último suspiro gracias a un agónico tanto de un jugador apenas utilizado por el DT Carlo Ancelotti en toda la temporada y que resolvió el pase del campeón.

El Real Madrid no había sido capaz de ganar al Atlético en los siete partidos jugados esta temporada. Pero obtuvo el triunfo en el duelo más trascendente, a vida o muerte, como es una eliminatoria de la Liga de Campeones. Y pocos podrán negar que los blancos hicieron más méritos que su rival, que renunció al ataque tras el empate sin goles de la ida. El encuentro dejó otra lectura personal: la hinchada blanca encontró en Chicharito un nuevo ídolo.

Quién lo iba a pensar hace diez días, cuando era un jugador sin minutos y muchos se preguntaban qué hacía en el Real Madrid. El mexicano marcó un gol de oro y lloró de emoción cuando fue sustituido.

La primera parte fue un ejercicio de ajedrez. Ancelotti propuso la primera maniobra táctica, más que sorprendente, al situar al central Sergio Ramos en el mediocampo. Con ello ganó en físico, pero perdió claramente en manejo de balón. El técnico blanco entendió que el sacrificio merecía la pena y el tiempo le dio la razón. Lo cierto es que el equipo blanco mereció algún gol en la primera parte por ocasiones y empuje.

El Atlético regaló los primeros 20 minutos con un repliegue intensivo y la renuncia total a jugar el balón. El Real Madrid avisó con remates de Chicharito y Cristiano, suficiente para que Simeone reaccionara. Elevó la línea media y con ello comenzó a equilibrar el duelo.

 Dos futbolistas se destacaron en el Real Madrid: James y Chicharito. El colombiano entendió como nadie qué exigía el partido y se hizo indescifrable en sus movimientos y concreto en sus pases. Mientras, el mexicano desahogó y descargó para desestablizar a la zaga rival.

El Real Madrid tuvo su mejor ocasión un minuto antes del descanso, cuando Cristiano se quedó solo delante de Oblak y el arquero tapó un remate potente pero mal colocado. Son el tipo de ocasiones que no suele conceder el Atlético y que marcan el desarrollo de un partido. Los corazones de los hinchas agradecieron el intermedio. La tensión era casi insoportable con dos equipos obsesionados en evitar el error antes que en sublimar el acierto. Uno de esos partidos que los clásicos denominan como "tácticos". Es decir, más taquicardia que juego.

El delantero Javier Hernández celebra el gol en el minuto 88. Foto: AFP

El delantero Javier Hernández celebra el gol en el minuto 88. Foto: AFP

La clave estaba en Cristiano, sin peso real durante todo el duelo. El encuentro tomó un nuevo giro a los 75 minutos. Arda Turan fue expulsado al ver su segunda tarjeta amarilla por una plancha a Ramos. Simeone aplaudió con ironía la decisión por una acción que el turco podía haber evitado. Uno de esos errores, de esos detalles, que definen una eliminatoria como ésta.

El Santiago Bernabéu entró en ebullición y a los 80 minutos Chicharito tuvo el gol, pero Oblak volvió a salvar al Atlético con otra intervención milagrosa. El Atlético tiene un arquero sensacional. El drama se apoderó del Bernabéu y el partido quedó para un héroe. Su nombre fue Chicharito. James progresó, Cristiano cedió al mexicano y éste empujó a la red para provocar el delirio del coliseo blanco. Así se resolvió un duelo de lágrimas. El Real Madrid pasó a semifinales con un solo gol en 180 minutos de eliminatoria. Lo marcó un jugador sin peso en toda la temporada. Así es el este deporte llamado fútbol. Chicharito mantiene con vida al campeón de Europa

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)