24 de mayo de 2014 10:21

Real Madrid goleó 4-1 al Atlético de Madrid y ganó la ansiada décima

La final de la Champions League se disputa en Lisboa. Foto: EFE
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 18
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

Desde las 13:45, en el estadio da Luz de Lisboa, el Atlético Madrid y el Real Madrid se enfrentan por la final de la Champions League. A los 35 minutos Diego Godin, de cabeza,  puso arriba a los colchoneros. ¡Qué error de Iker Casillas! A los 93 minutos, Sergio Ramos empató las acciones, de cabeza. Gareth Bale, a los 110 minutos, puso la segunda del partido. A los 117 Marcelo puso la tercera y a los 119 Cristiano Ronaldo la goleada.

Desde los primeros minutos, el equipo merengue se fue con todo a buscar la primera anotación.

En cambio, el Atlético Madrid esperó atrás para ver qué podía hacer su rival de patio. El equipo colchonero estuvo más corto y más táctico en el campo de juego.

El primer susto, para los colchoneros, llegó antes de los 10 minutos y no precisamente por el funcionamiento blanco. Diego Costa, a los 8 minutos, salió en medio de las quejas hacia el técnico Diego Simeone. La hinchada colchonera no lo podía creer.

Fue lo más movido en el primer cuarto de hora. El partido careció de jugadas profundas. Ninguno de los dos equipos estuvo claro para llegar al área contraria. 

Luego del cuarto de hora, el equipo blanco fue más sólido en el campo de juego. Los colchoneros, pese a no ser igual de concretos que el Real Madrid al inicio del partido, fue mejor y emparejó las situaciones de gol.

El partido se trabó en el medio campo. Hubo más faltas que jugadas de gol. 

Sin embargo, a los 31 minutos, el Atlético tuvo la más clara del partido hasta ese momento. Luego de un centro de derecha a izquierda, la pelota se movió en el área del Madrid, pero ningún delantero estuvo preciso. Ramos sacó el esférico y alejó el peligro.

Un minuto después, en la jugada de contra, el Real Madrid tuvo una chance, ¡la chance!. Gareth Bale, frente al arco, no pudo anotar. El balón salió a penas desviado. El 11 del Madrid dudó luego de un pase preciso de Cristiano Ronaldo. En las gradas, los hinchas no lo podían creer. ¡Todos se tomaron la cabeza!

Pasaron 35 minutos y la pelota llegó al punto penal del área del Madrid. Iker Casillas salió mal, no midió la distancia y Godín marcó la primera del partido. ¡Gol colchonero!

El portero del Madrid, catalogado como milagroso por la hinchada blanca, cometió un error garve. Salió a destiempo y eso facilitó que el delantero le gane la partida y Godín anote la primera anotación de la final. 

Al final del primer tiempo, el Atlético terminó jugando mejor que el Real. En cambio, los jugadores blancos, no entendían su rendimiento en el campo de juego y cuando acabó el primer tiempo se fueron enojados al descanso. 

En el segundo tiempo, el Real Madrid salió con todo a buscar el empate. El Atlético, en cambio, espero para aprovechar los espacios dejados por los blancos y, por ahí, generar peligro. 

A los 53 minutos, Cristiano Ronaldo contó con un tiro libre directo. CR 7 probó de derecha, le pegó al balón, pero Courtois estuvo atento y puso las manos. No pasó a mayores. 

El balón se fue al tiro de esquina. Di María centró, Cristiano Ronaldo se elevó, pero la pelota salió y otro tiro de esquina para los merengues. Luego de esa jugada, no pasó nada. El Atlético seguía arriba en el marcador. 

Los 55 y 56 minutos fueron tensos para el Madrid. Adrián puso la primera de peligro. Llegó al área pequeña, pero Carvajal, del Madrid, se barrió correctamente para alejar el peligro. ¡Se salvó el Madrid! Casillas reclamaba a su defensa. 

Un minuto después, Adrián volvió a aparecer. Di María se vistió de ángel guardián y salvo a los blancos. La defensa del Madrid estaba desconcertada, no sabía qué hacer. 

Isco y Marcelo ingresaron para mejorar al Madrid. Coentrao y Khedira salieron del campo. Cada que el Madrid tomaba el balón y arribaba al área del Atlético, en la cancha colchonera defendías 10 jugadores, bueno 11 si ponemos al arquero. 

Así, el Madrid careció de espacios para generar jugadas y cada intento de llegada, el cuadro merengue se topaba con una 'pared'.
Luego de los 70 minutos, el Madrid estuvo más cerca del empate que el Atlético del segundo.

Es más, el cuadro merengue se adueñó de las acciones, del balón, de las jugadas de peligro. Nada podían hacer los defensivos del Atlético para quitarle el balón al Madrid.  

El reloj mostraba 80 minutos y todo el Atlético Madrid defendía. El Real, en cambio, atacaba por derecha, por izquierda, por el centro. Todo era válido para generar peligro. 

¡El Real Madrid estaba imparable! Courtois se convirtió en figura. ¡Qué arquero! Los jugadores del Real Madrid se regresaron a ver y no entendían por qué no llegaba el gol. 

Modric, Isco, Marcelo, CR7, todos ellos buscaban el empate. Se pasaban el balón de izquierda a derecha, de derecha a izquierda, al centro...¡pero nada!

El Atlético, en cambio, tapaba todos los espacios. Solo le faltaba entrar a Simeone para tapar los espacios. A los 93 minutos, ¡Gooool del Madrid!  Apareció Sergio Ramos, de cabeza, para poner el empate para los merengues. 

¡A tiempo extra!

En el primer tiempo de la prórroga, el Real Madrid intentó adueñarse de las acciones. El Atlético, en cambio, no se dejó amilanar y salió a dominar el balón. 

El Real Madrid estuvo más cerca de poner la segunda. Es más, en una jugada de peligro, la banca del Real Madrid se levantó a gritar gol pero no pasó de una tomada de cabeza y lamentación.

El primer tiempo terminó y el 'Cholo' Simeone salió corriendo a encontrarse con sus dirigidos. Se quedaron parados todos y luego se tendieron en el suelo a recibir masajes. 

Se inició el segundo tiempo del alargue. Al igual que en el primer tiempo, el Real Madrid salió a buscar el segundo gol. Es más, a los 107 minutos Modric disparó al arco y el arquero Courtois estuvo atento para salvar al Atleti.

Pero tanta presión hubo que apareció Di María. El Ángel del Madrid desbordó, pateó al arco y la pelota topó en un defensa y Bale aprovechó para de cabeza poner la segunda del partido. 

Los hinchas del Atlético se tomaron la cabeza. Otros, en cambio, juntaron las manos para rezar. 

A los 117 minutos se cayó el Atlético Madrid. Se veían entre ellos. Simeone alentaba a sus muchachos. Marcelo tomó el balón, avanzó hasta el filo del área, remató abajo y ¡gol! Cayó el tercer tanto a favor del Real Madrid. 

Los defensas colchoneros no lo podían creer. En la tienda blanca todo era alegría. A los 119 minutos, la tarde en Ecuador y la noche en Lisboa, se caía para el Atleti. ¡Penal para el Real Madrid!

Cristiano Ronaldo tomó el balón y definió a la izquierda del golero Courtois. En la celebración todos gritaron y celebraron la décima del Real Madrid. Ya era goleada en Lisboa. 4-1

Antes de que acabe el partido, el 'Cholo' Simeone tuvo un problema con Varane. Entró al campo de juego a reclamarle y los jugadores de ambos equipos lo tranquilizaron. 

El pitido del final llegó y la alegría del Madrid era imparable. Todos saltaron y festejaron la décima. Esa que se le hizo esquiva desde hace 12 años. El Atlético, en cambio, recibió el aplauso de su hinchada. Los 'colchoneros' la tuvieron hasta los 93 minutos, pero Ramos alargó la partida y al final, la Champions, fue blanca.

Alineaciones:

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Coentrao; Illarramendi, Modric, Di María; Bale, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe; Arda o Raúl García, Gabi, Tiago, Koke; Villa y Diego Costa o Mario.

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)