30 de May de 2010 00:00

Celtics ganó y es el primer finalista de la NBA

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Boston, EE.UU.

Paul Pierce y Ray Allen estuvieron imparables y Nate Robinson salió de la banca para prender la chispa inspiradora que propició la victoria de los Boston Celtics sobre los Orlando Magic, por 96-84. Con ese triunfo se clasificaron para disputar la final por el título de la NBA.

Los Celtics se llevaron la serie al mejor de siete juegos con cuatro triunfos contra dos de sus rivales. Con esto, también, lograron el título de la Conferencia Este. Ahora solo esperan por la definición de la Conferencia Oeste, donde Los Ángeles Lakers aventajan a Phoenix Suns por tres victorias a dos.Pierce estuvo en una noche fantástica y logró 31 puntos, 13 rebotes, cinco asistencias y dos robos de balón, Allen contribuyó con 20 tantos y Robinson aportó con otros 13, logrados mientras sustituyó eficientemente al armador titular Rajon Rondo, quien tuvo que permanecer en la banca varios minutos, recibiendo tratamiento por una lesión.

Rondo terminó con 14 puntos y el ala-pívot Kevin Garnett con 10. Los Celtics tuvieron una eficiencia de lanzamientos del 42%, al tiempo que dominaron ampliamente en los rebotes (una proporción de 45 a 35%).

El hombre más destacado de Orlando fue el gigante Dwight Howard, quien logró 28 puntos y 12 rebotes, seguido por Vince Carter, que encestó 17 unidades.

Boston irá a su segunda final en tres años, tras ganar el título en la temporada 2008 contra el conjunto de Los Ángeles Lakers.

Este desempeño de los Celtics tuvo algunos altibajos. En el inicio parecía que se encaminaban a una barrida rápida de los Magic, pero luego de ganar los tres primeros partidos fueron frenados en seco en los dos siguientes.

Con la serie apretada 3 a 2, los Celtics regresaron a Boston con un solo objetivo: ganar el partido definitivo y clasificarse para la final. Para eso se reorganizaron con una defensa más controlada, ajustada para anular a los peligrosos ‘escopeteros’ Rashard Lewis y Jameer Nelson, a los que dejaron en 7 y 11 puntos por cada uno

“Estoy agradecido de haber ganado en casa porque no quería ir de vuelta a Orlando”, dijo Pierce, el mejor hombre de Boston en esta serie y jugador más valioso de las finales de 2008. “”Hoy todos jugamos una buena defensa “ .Los Celtics tuvieron el pie en el acelerador desde el comienzo, para llevarse cómodos el primer cuarto (30-19) y algo más apretado el segundo (25-23) . En el tercer cuarto establecieron una ventaja de 20 puntos, pero aún así no aflojaron el dogal defensivo que implantaron en su zona.

Con Nelson controlado, Orlando careció de un jugador que alimentara constantemente al pívot Dwight Howard en el juego ofensivo. Y tampoco pudo contrarrestar con tiros desde afuera debido a la pobre efectividad de Lewis.

Esta vez Howard no pudo ser ‘Superman’ para lograr el milagro del triunfo que los mantuviese con vida, ni dejar a nadie conmocionado con sus codazos. No obstante, demostró su clase individual aportando con 28 puntos, 12 rebotes, dos recuperaciones de balón y un tapón.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)