11 de marzo de 2016 14:42

Carlos Villacís navega entre la presión de los dirigentes y el continuismo

Carlos Villacís (der.) ingresó con Patricio Miño, presidente de AFNA, a las oficinas de esta organización, ayer en Quito.  Esteban  Paz, de LDU, estuvo ayer en la reunión. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Carlos Villacís (der.) ingresó con Patricio Miño, presidente de AFNA, a las oficinas de esta organización, ayer en Quito. Esteban Paz, de LDU, estuvo ayer en la reunión. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Reds. Quito y Guayaquil (D)

Carlos Villacís, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), intenta desmarcarse de su antecesor, Luis Chiriboga.

En 90 días, el empresario guayaquileño, de 68 años, logró el apoyo de clubes opositores y críticos al régimen de Chiriboga, acusado por supuesto lavado de activos en el país y en Estados Unidos.

¿Hay un continuismo de Chiriboga con la elección de Villacís y la ratificación del Directorio? Esteban Paz, de LDU, admite que sí. “Es una continuidad. Nada que decir ahí”, dijo Paz ayer, al ingresar a la primera reunión que tuvieron en Quito los directivos de los clubes de la Asociación de Fútbol No Amateur de Pichincha (AFNA) con Villacís, quien fue 18 años vicepresidente con Chiriboga.

Paz dice que las personas tienen la oportunidad de cambiar y confía que habrá un manejo distinto en la FEF. Desde diciembre, añade Paz, se ha encontrado ‘respeto’ y transparencia con la nueva administración. La ausencia de un candidato de consenso a la Presidencia de la FEF fue determinante para que LDU, Católica y Espoli apoyaran la continuidad de Villacís. Los tres clubes no votaron por Chiriboga en la última elección.

Galo Yerovi, vicepresidente de AFNA, explica que lo primero que resolvió su gremio fue respetar el reglamento y por eso impulsó la decisión del Directorio de respaldar a Villacís y no promover la convocatoria a un Congreso Extraordinario para llamar a nuevas elecciones.

En las primeras 48 horas después de su elección, Villacís se reunió con los directivos de los clubes de Aso-Guayas (Barcelona, Emelec y River), el miércoles, y ayer lo hizo con los afiliados de Pichincha.

En AFNA insisten que se acabó el clientelismo, las prebendas y ahora hay una política de transparencia. Por eso, uno de los planteamientos a la nueva administración es cambiar a los integrantes de las Comisiones que tiene la FEF.

LDU puso reparo a la continuidad de Álex de la Torre en la Comisión Disciplinaria y ahora también como vicepresidente de la FEF. “El apoyo fue para Villacís. De la Torre también llegó con Chiriboga y ha sido criticado por su manejo.

Villacís anticipó que ya está en marcha la reestructuración de la Comisión de Arbitraje. AFNA pidió tener mayor participación en esa comisión y también en otras como la disciplinaria y la de Selecciones.

“Él (Villacís) fue vicepresidente de un modelo mediocre y clientelar. Él ha ofrecido cambiar y por eso apoyamos”, concluyó Paz.

En los próximos días, Mario Canessa, presidente de River, enviará una carta a Villacís, en la que solicitará una reestructuración de la entidad.

Según Canessa, el organismo se maneja con estructuras obsoletas. El dirigente apunta al Congreso Extraordinario, que será en junio, para realizar esas modificaciones. Propone eliminar el artículo 42 de los estatutos, donde se establece que el directorio es el encargado de aceptar la renuncia de los funcionarios y elegir un reemplazo entre sus miembros.

“El Congreso como máximo organismo es el que debe elegir al presidente y demás vocales. Se debe abrir un gran diálogo nacional. Los únicos que se mostraron a favor de Villacís fueron los representantes de AFNA”, dijo. Canessa denunció que hay división en los clubes del país y llamó al actual presidente a solucionar ese distanciamiento.

Jaime Estrada Medranda, directivo del Manta, asegura que desde su club estarán vigilantes del trabajo que realice el titular de la Ecuafútbol. Mantendrán una postura crítica, cuando detecten vestigios de continuismo en cuanto al sistema administrativo. Ellos se tomarán seis meses para evaluar el trabajo que realice Villacís, en lo deportivo, administrativo y estructural.

Según Estrada, ese es un tiempo prudencial para calificar la efectividad del modelo que presume el Presidente, que estará en funciones hasta enero del 2019.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)