15 de mayo de 2017 00:00

Carli Snacks le apuesta al fútbol y al baloncesto

La empresa  de bocaditos apoya desde este 2017 en la serie A al Clan Juvenil (foto) y en la B a la Liga de Portoviejo. La firma auspicia a Liga de Quito en el torneo provincial de baloncesto y al Deportivo Quito en la Segunda del fútbol. Foto: Archivo / E

La empresa de bocaditos apoya desde este 2017 en la serie A al Clan Juvenil (foto) y en la B a la Liga de Portoviejo. La firma auspicia a Liga de Quito en el torneo provincial de baloncesto y al Deportivo Quito en la Segunda del fútbol. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
David Paredes
Redactor (D)

Carli Snacks, empresa dedicada a la elaboración de bocaditos y comida rápida, incursionó como auspiciante de clubes profesional de forma ‘accidental’. El primer equipo en el que puso su logo fue Deportivo Quito, en el 2016. En ese momento, los chullas vivían una de las mayores crisis económicas y los dueños de la firma decidieron dar una mano.

“Nos vinculamos al fútbol profesional por un acto humanitario. Nosotros decidimos darle el auspicio al Quito porque necesitaban dinero para comer. No tenían ni agua para darles a los jugadores”, reco­noce Nelson Aragón, presidente de la empresa quiteña.

El acuerdo firmado con la dirigencia de ese entonces contemplaba la presencia de la marca en la camiseta y en la publicidad estática del estadio Atahualpa. El dinero se entregaba directamente a los jugadores. Santiago Morales, capitán chulla en aquella temporada, era el encargado de recibir los cheques y repartirlos al resto de la plantilla.

A pesar de la crisis económica del país, Carli Snacks no dejó de apoyar a los azulgranas. El descenso a Segunda Categoría no desgastó a la marca. “No nos pusimos a pensar si el equipo estaba bien o mal antes de dar nuestro auspicio. Queríamos ayudar a los jugadores, porque veíamos una situación inhumana”, dice Aragón.

A partir de esta experiencia, la marca pudo darse a conocer en el ámbito de fútbol profesional. Ahora, su logo está en la camiseta de un club en la Serie A (Clan Juvenil), uno en la Serie B (Liga de Portoviejo) y dos en la Segunda (el Quito y Deportivo Portoviejo). Además auspicia a los equipos de baloncesto Liga de Quito y Águilas, que juegan en el provincial.

Leonardo Saldarreaga, presidente de la Liga de Portoviejo, reconoce que el auspicio de Carli Snacks ha sido clave esta temporada. Los ingresos representan el 15% del presupuesto anual (USD 300 000). A cambio, la compañía tiene su logo en el pecho de la camiseta de ‘La Capira’ y presencia de marca en las vallas del estadio Reales Tamarindos.

“Carli Snacks se transformó en la primera empresa no manabita en auspiciar al club. Su aporte ha sido clave para afrontar esta temporada el torneo de la Serie B”, asegura el dirigente portovejense.

Según Saldarreaga, la empresa Carli Snacks pagó USD 60 000 por estar en la camiseta.

En Clan Juvenil, el único equipo de Serie A que recibe el auspicio de la compañía, las negociaciones fueron rápidas. Aragón reconoció que las partes se pusieron de acuerdo de inmediato. “El mismo día que vinieron los dirigentes con la propuesta cerramos el trato. Con Clan tenemos un convenio para que nuestro logo esté en el estadio Rumiñahui”.

Carli Snacks apoya al fútbol barrial. Es el auspiciante principal del torneo campeón de campeones rurales del Distrito Metropolitano. Entregó los uniformes a los 33 equipos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)